Quantcast
ÚNETE

Susana Martín muestra el lado oscuro de la reproducción asistida

La escritora sevillana Susana Martín Gijón presento hoy en la XXXIII edicion de la Semana Negra de Gijón su novela policíaca "Progenie". EFE/ Alberto Morante La escritora sevillana Susana Martín Gijón presento hoy en la XXXIII edicion de la Semana Negra de Gijón su novela policíaca "Progenie". EFE/ Alberto Morante

La escritora sevillana afincada en Extremadura Susana Martín Gijón, ha exhibido el lado oscuro de la reproducción asistida en su última novela, Progenie, que ha presentado este domingo en la Semana Negra.

En la primera obra protagonizada por la investigadora Camino Vargas, la autora elabora una trama que tiene como eje una sucesión de asesinatos en serie de mujeres embarazadas.

Como jefa accidental del Grupo de Homicidios de la Policía, Vargas tiene que hallar al responsable o responsables de varios crímenes que tiene en común que las víctimas son halladas con un chupete en la boca.

Con ese punto de partida y el desarrollo de un relato en clave de género negro "puro y duro", la autora analiza el submundo de la reproducción asistida y los distintos tipos de maternidad.

En la rueda de prensa en la que ha presentado el libro, Martín Gijón ha reconocido que la historia es "muy dura" y aunque es una ficción se basa en hechos reales. Al investigar sobre un "tema del que poco se conoce" como la maternidad y sus distintas formas, ha encontrado que bajo el amparo del deseo de ser madres "se hacen auténticas barbaridades".

La escritora ha dicho que en el inconsciente colectivo de la sociedad persiste la idea de que "algo le falta" a una mujer que no tiene hijos y que eso lleva a algunas a hacer sacrificios enormes. "Hay mujeres que están dispuestas a todo para ser madres y otras que no quieren hijos, pero en general se valora la maternidad como un bien superior", ha dicho.

Las clínicas de reproducción asistida suelen aplicar tratamientos inconvenientes para satisfacer el deseo de maternidad y "se cometen auténticas barbaridades". La escritora ha asegurado que los tratamientos con hormonas tienen efectos secundarios muchas veces poco contemplados por los médicos y también por las pacientes.

El suministro de hormonas provoca desequilibrios físicos y sicológicos que algunas parejas no toleran y terminan separándose, ha argumentado. Pero hay otros casos en que se admite el sufrimiento como un mal menor porque el deseo de tener un hijo es "muy fuerte". La autora ha creado el personaje de la investigadora Camino Vargas como una mujer que "siempre ha tenido claro que no quería tener hijos".

Es algo dispersa, "va a su bola", no suele empatizar son sus superiores ni con sus subalternos y como mascota tiene un terrario de hormigas.

Martín Gijón ha admitido la posibilidad de escribir una trilogía o una saga de Camino Vargas, que también protagoniza la segunda novela que ha sido entregada a imprenta y probablemente se edite a principios del año próximo.

En esta obra, que se titulará Especie, el personaje de Vargas se enfrentará a crímenes relacionados con la vinculación entre los animales y los humanos. EFE.