Quantcast
ÚNETE

"Nueva Normalidad", el toque de atención de la Fura a la humanidad pos-COVID

  • Escrito por Lara Malvesí
  • Publicado en Cultura
La Fura dels Baus presenta su nuevo macroespectáculo NN (Nueva Normalidad) dentro del festival Cruïlla XXS, en el Hospital de Sant Pau. EFE/Enric Fontcuberta La Fura dels Baus presenta su nuevo macroespectáculo NN (Nueva Normalidad) dentro del festival Cruïlla XXS, en el Hospital de Sant Pau. EFE/Enric Fontcuberta

La Fura dels Baus estrenó ayer en el marco del festival Cruïlla XXS "Nueva Normalidad", un espectáculo multidisciplinar al estilo de la irreverente compañía y marcado por la reflexión sobre el punto de inflexión que puede representar para el ser humano el coronavirus.

"El mundo que conocemos se resquebraja, ¿quizá es momento de una nueva normalidad?"; "nos hemos ahogado entre todos pero mientras la Tierra se ha limpiado y ha podido respirar"; "¿somos ingenuos por pensar que no volveremos a vivir deprisa en cuanto podamos?" o "la prepotencia humana ha llevado al mundo al límite", son algunas de las reflexiones sobre las que gira la propuesta.

La obra, con cerca de un centenar de actores, cantantes, bailarines y equilibristas, se ha ideado y producido durante el confinamiento, la ha dirigido Carlus Padrissa y está dedicada al arquitecto Enric Miralles, que falleció hace 20 años, así como también a todas las víctimas del coronavirus y a los sanitarios que han trabajado sin descanso.

Una coral de enfermeros agradeciendo el trabajo de los sanitarios es el punto de partida para un espectáculo atípico, y no solo por las mascarillas y las sillas separadas de los espectadores, sino por la narrativa dispersa de la Fura y la participación de los teléfonos móviles en su desarrollo.

Si lo habitual en los teatros es recibir un recordatorio antes de que se levante el telón de que conviene apagar el móvil, en este caso, el grupo pide al espectador bajarse una aplicación con la que complementar lo que se está viendo y responder a la pregunta: "¿seremos mejores personas después del confinamiento?".

En la primera representación de "Nueva Normalidad", al aire libre, en el recinto modernista de Sant Pau, el 45 % han respondido que saldremos peores de esta prueba y el 55 %, mejores.

Después de las dos representaciones previstas en el Cruïlla XXS, festival en el que La Fura también presentará los días 17 y 18 de julio un "espectáculo sorpresa", empezará una gira de gran valor simbólico, al desarrollarse mayoritariamente en espacios hospitalarios.

Tras Barcelona, celebrarán dos pases en el hospital de Igualada, también benéficos, representaciones que tendrán un fuerte valor simbólico porque la COVID-19 se ensañó especialmente con la capital de L'Anoia.

Después también girarán por otros lugares de España, como Galicia y Cantabria. En una entrevista con Efe en la presentación de la obra hace unos días, Padrissa explicó que "el espectáculo gira en torno al coronavirus porque es un problema que ha afectado de la misma manera a toda la normalidad.

Ha abierto los ojos sobre que todos vivimos al final en el mismo planeta y que no podemos dar la espalda a lo que pasa a miles de kilómetros porque también es tu casa". El director destacó la "naturalidad" con la que La Fura se ha adaptado a las nuevas medidas de distancia entre espectadores y artistas.

"Para nosotros, mucho mejor, así podremos meternos entre el público más fácilmente, aunque con todas las medidas de seguridad", ha apuntado. "Nueva Normalidad" también hace un paralelismo entre exploradores como Magallanes y el personal sanitario en la crisis del coronavirus.

"Todos son exploradores de lo desconocido", se dice en un momento de la representación. Hasta 400 espectadores separados por alrededor de dos metros de distancia entre sillas han seguido el primer gran espectáculo de un Cruïlla atípico que ha cambiado la explanada del Parc del Forum por lugares emblemáticos de Barcelona donde realizar actuaciones de pequeño formato, como el Poble Espanyol, el Teatre Nacional de Catalunya y su jardín, el Museo Marítim o incluso el Camp Nou.

En el cartel del festival, eminentemente local por las restricciones de viaje internacionales, estarán Egosex, Kaydy Cain, Ladilla Rusa, Delafé o Rayden, entre otros. El festival arrancó este 1 de julio con 20.000 entradas ya vendidas y un buen número de espectáculos con todo el papel agotado. EFE.