Quantcast
ÚNETE

Lanzan AP-Waste, pionero proyecto para biodegradar agroplásticos con insectos

Lombrices. Efeagro/Carlos García Lombrices. Efeagro/Carlos García

El grupo operativo AP-Waste, un proyecto creado por la organización agraria Asaja, se ha presentado este viernes para dar a conocer su objetivo de reducir la presencia de residuos plásticos en la agricultura con el uso de insectos que los biodegradan, un proyecto pionero en España.

Con esta iniciativa, subvencionada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) a través del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, buscan hacer desaparecer entre un 10 % y un 30 % de los agroplásticos más contaminantes, el polietileno de baja y muy baja densidad y el poliestireno.

Para ello, utilizarán insectos con la capacidad de procesar los plásticos en su tracto digestivo para obtener, a través de sus desechos, quitina (proteína utilizada para la fabricación de bioplásticos), fertilizantes de alta calidad y biomateriales a partir de la biomasa tratada de tenebrios y lombriz.

Además, estiman que podrían reducir hasta 1.367,89 toneladas de emisiones CO2 y de 866,64 toneladas de amoniaco, han explicado durante una videoconferencia. La subdirectora general de Innovación y Digitalización dentro de la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal del MAPA, Rocío Wojski, ha destacado que este proyecto fue el número uno de las candidaturas de la convocatoria de 2019 del programa.

"Para nosotros es una bandera porque es el proyecto de manual que persigue la Asociación Europea de Innovación", ha recalcado Wojski, además de destacar que está "encuadrado dentro de la bioeconomía", una de las apuestas principales de la Unión Europea.

La directora general de Sigfito (empresa dedicada a la recogida de envases agrarios), Rocío Pastor, ha valorado por su parte que esta iniciativa es "la oportunidad" que solucionar problemas del entorno agrario que hasta ahora tenían difícil solución.

"Los plásticos en la agricultura permiten que tengamos una agricultura sostenible. Su uso es beneficioso para la agricultura. Ahora bien, es necesario que se usen correctamente", ha expuesto Pastor, quien ha reconocido que la gestión de plásticos "no es fácil".

Por ello, ve este proyecto "transversal", presentado coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, como la solución a un problema y también como "una oportunidad" para obtener nuevos beneficios, como la apuesta por la bioeconomía, generar empleo en el campo y resolver el reto de la despoblación.

Para el desarrollo de AP-Waste, participarán 7 granjas-laboratorio, que utilizarán las especies Tenebrio Molitor, Hermetia y Eisenia, especies de insectos que cuentan en su interior con microorganismos que facilitan la degradación de plásticos, para realizar más de 1.200 muestras a procesar para testar 16 combinaciones de dieta e insectos.

Además, se realizarán más de 500 analíticas cuantificando más de 15 parámetros y se van a probar 12 combinaciones específicas de pienso para saber cuáles obtienen mejores resultados.

El miembro del departamento de Innovación y técnico de Asaja (coordinadora del proyecto), Pablo Rincón, ha aclarado que esta idea llega con el objetivo de adaptarse a las nuevas demandas por parte de las administraciones públicas y buscar respuestas "económicamente y medioambientalmente sostenibles".

En AP-Waste participan Sigfito Agroenvases; Repsol; el Instituto Tecnológico de Embalaje, Transporte y Logística, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Miguel Hernández de Elche y cuenta con el apoyo técnico de IRIS Technologies, Proteinsecta y Asetaga para desarrollar, en los próximos 20 meses, esta "experiencia técnica demostrativa". EFE.