Quantcast
ÚNETE

La cultura se funde a negro contra el racismo

  • Escrito por Silvia García Herráez
  • Publicado en Cultura
El músico y cantante Alejandro Sanz. EFE/Enric Fontcuberta El músico y cantante Alejandro Sanz. EFE/Enric Fontcuberta

Con una foto en negro en Instagram y bajo el lema "Black Out Tuesday", el mundo de la cultura ha mostrado este martes su rechazo al racismo y la brutalidad policial en EE.UU.

Emma Watson, Tom Holland, Alejandro Sanz, Ricky Martin, Rozalén o el elenco de "Élite" son algunos de los artistas que se han unido a la iniciativa. Una protesta silenciosa que surgió desde la industria musical pero a la que se han unido representantes de todos los sectores del mundo musical, que han mostrado así este martes su apoyo a una iniciativa de Jamila Thomas y Brianna Agyemang, dos ejecutivas de Atlantic Records.

"En respuesta a los asesinatos de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Abery y un incontable número de ciudadanos negros a manos de la policía, #TheShowMustBePaused (El show debe parar) es una iniciativa creada por dos mujeres negras del mundo de la música en contra del racismo y la desigualdad que existe desde la sala de juntas hasta las calles", señala el manifiesto.

Las principales discográficas Warner Music Group, Universal Music, Capitol Records, Sony Music, Interscope y sus filiales tanto en España como en América Latina se han sumado a la ola de indignación que causado la muerte del afroamericano. Como núcleo original de la protesta, el seguimiento por parte de las estrellas de la música ha sido total.

Suspendidas las entrevistas y actividades promocionales previstas para la jornada de este martes, los perfiles de Instagram de figuras como Rozalén, Nil Moliner, Izal o Pablo Alborán se han teñido de negro.

En su cuenta de Twitter Alejandro Sanz escribía hace unas horas: "Duele ver un país sufriendo por cuestiones de raza. Confío en un futuro donde todos podamos trabajar juntos para superar este odio".

De esta manera, el ganador de cuatro premios Grammy anunciaba su apoyo para "combatir" la discriminación y la injusticia social. "Me duele el corazón cuando pienso que a día de hoy aún hay gente que pierde la vida y es tratada injustamente por el color de su piel.

Y quiero usar mi cuenta para decirlo. Nunca entenderé por qué nuestra sociedad es racista y aun menos por qué seguimos permitiendo que lo sea", ha señalado por su parte Rosalía.

Y la cantante Katy Perry asegura que se ha pasado los últimos días mirando, escuchando y reflexionando la manera en la que ella puede ser útil en esta causa, por ello, anima a sus seguidores a donar a las organizaciones etiquetadas en esa publicación. "Voy a trabajar duro para asegurarme de que este mundo sea un lugar más justo para cada niño", concluía el post.

Mientras que el reguetonero Daddy Yankee se muestra orgulloso de ser hijo de un padre "NEGRO" y de una madre "BLANCA", también de sus raíces y de su color de piel: "Estoy orgulloso de la herencia de mis abuelos dada a mi padre, la cual comparto con mis hermanos de sangre, familiares, amigos y muchas personas que respeto. Entre ellos muchos afroamericanos que valoro su trabajo y he tenido la bendición de trabajar con ellos.

¡RESPETO!", agrega. Las últimas palabras del afroamericano "No puedo respirar" y la autopsia privada que pidió la familia y en la que se confirma que el hombre de 46 años murió asfixiado por "una presión sostenida" en el cuello y en la espalda, ha hecho que medio mundo se una a la protesta contra el racismo.

El mundo el cine lo ha hecho de la mano de Natalie Portman, Ana de Armas, Timotheé Chalamet, Orlando Bloom, Emma Watson, Tom Holland, Sharon Stone, Kate del Castillo o Patricia Arquette, en el plano internacional. Y de Aura Garrido, Emma Suárez, Bárbara Lennie, Paco León, Maribel Verdú, Juan Antonio Bayona o Quim Gutiérrez, en el nacional.

Con frases como "Stop racism" (paremos el racismo), el "Nadie nace odiando a otra persona por su color de piel, raza o religión" de Nelson Mandela, "Black lives matter" (las vidas negras importan) o "Let them breathe" acompañados de emoticonos tristes o corazones rotos los actores Anna Castillo, Javier Cámara, Guillermo Campra, Hugo Silva o Eduardo Casanova han teñido de negro sus perfiles de Instagram.

Candela Peña, escribía debajo de ese fondo negro: "Por fuera no sé, pero hoy mi corazón es negro". Los escritores españoles Máximo Huerta, Blue Jeans, Dolores Redondo, Javier Castillo, Elvira Sastre, Mónica Carrillo o Sandra Barneda también han mostrado su dolor por la muerte del afroamericano y piden justicia y el fin del racismo.

La novelista y poeta Siri Hustvedt (premio Princesa de Asturias de las Letras 2019) denuncia en su perfil de Instagram la violencia por parte del policía y acusa al presidente de EE.UU., Donald Trump, de abuso de poder: "Ese hombre es un monstruo para el colectivo (…), no habrá expiación ni redención sin el reconocimiento de esa verdad".

También el mundo de la moda ha mostrado su consternación, desde el director creativo de Burberry, Riccardo Tisci, a casas como Valentino y Versace o la firma alemana de ropa deportiva Adidas.

La firma Carolina Herrera ha encadenado en sus redes sociales sobre fondo negro una frase de Nelson Mandela con otra de Martin Luther King: "La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes".

Y Victoria Beckham ha mostrado su profunda conmoción por la muerte de Floyd. En su cuenta de Instagram, Dior afirmó que no tolera "ninguna forma de discriminación". Y modelos españoles como Jon Kortajarena, Neus Bermejo o Rocio Crusset han reclamado justicia para George Floyd.

"Luchar por amor. Lucha por la justicia. Es la única forma de crecer como sociedad y mantener vivos nuestros corazones", ha resaltado el vasco. EFE.