Quantcast
ÚNETE

El Guggenheim Bilbao reabre sus salas

El Museo Guggenheim Bilbao reabre esta tarde al público todas sus salas de arte con un horario reducido de tres horas, aforo de 400 personas al mismo tiempo, medidas extraordinarias de seguridad sanitaria y con los espacios no artísticos, como la tienda, la cafetería y el restaurante, todavía cerrados.

Así lo ha dado a conocer este lunes el director general del centro, Juan Ignacio Vidarte, en una reunión con los medios vascos de comunicación a pocas horas de la apertura al público para mostrar las medidas adoptadas por el centro para hacer que la visita del público tras la pandemia del coronavirus sea "de calidad, apacible, placentera y sanitariamente segura".

Vidarte ha estado acompañado en la comparecencia ante los medios por el consejero vasco de Cultura, Bigen Zupiria, quien ha destacado que los museos vascos son "lugares seguros donde disfrutar del arte y la cultura de una forma tranquila y con garantías sanitarias".

Tras revelar que estos centros expositivos en Euskadi podrían haber reabierto el pasado 25 de mayo, pero que se decidió retrasar su apertura a este lunes para dar tiempo a prepararlos con medidas que garanticen la seguridad e higiene sanitaria, Zupiría ha afirmado que con la puesta en marcha nuevamente de estas infraestructuras expositivas "hoy se abre y reabre la actividad cultural" en Euskadi.

Vidarte, por su parte, ha señalado que los programas educativos que ofrece el Museo dentro de su actividad ordinaria se posponen hasta el otoño, si la situación sanitaria entonces permite su reanudación, y que los servicios de tienda, cafetería y restauración esperan poder ponerlos en marcha a principios del mes de julio.

Entre tanto, el museo abre sus salas expositivas con la programación completa que tenía en vigor en marzo, cuando la pandemia de la Covid-19 obligó a paralizar toda la actividad cotidiana y confinar a la gente en sus casas, dedicadas a la obra del artista danés Olafur Eliasson, la pintora brasileña Lygia Clark, el estadounidense Richard Artschwger y el videoartistsa William Kendridge; la de este último, inaugurada sólo unos días antes de que se decretase el confinamiento ciudadano.

Cómo el resto de museos de la comunidad autónoma, el Guggenheim ha adoptado una serie de medidas para garantizar la "burbuja" personas de seguridad de cuatro metros cuadrados por personas, evitar "la interacción física" de los visitantes, con itinerarios diferenciados de entrada y salida del centro y de las salas, tomas de temperatura a la entrada y obligatoriedad de portar mascarillas durante la estancia.

Estas medidas se mantendrán en tanto las autoridades sanitarias lo aconsejen y, en algunos casos, podrían mantenerse más allá de la finalización del estado de alarma, ha señalado Vidarte.

Para fomentar la compra previa de entradas a través de sus canales de Internet y minimizar la compra física de billetes, el Guggenheim ha abaratado el precio por este sistema de los 16 euros de la entrada física normal a los 10 euros que cuesta por Internet.

Pese a que la fase 2 en la que se encuentra Euskadi permitiría la reapertura del centro con un 50 % del aforo habitual, que es de 5.361 personas, Vidarte ha señalado que el museo ha decidido reducirlo a tan sólo 400 personas al mismo tiempo (el 7,5 % del aforo legal) para lo cual espaciará la venta de entradas.

Vidarte ha reconocido que esperan que al principio las visitas sean modestas ya que la mayor parte de sus visitantes, aproximadamente el 70 %, son persona que proceden de fuera de España por lo que hasta que no se reanuden los vuelos internacionales y se recupere el turismo exterior, el Guggenheim no confía en volver a las cifras de público que le han hecho superar la barrera del millón de visitas de los últimos tres años. EFE.