ÚNETE

La situación de los carboneros y el movimiento obrero en el Madrid de los años veinte

Dado el imperante sistema de calefacción y de cocinas de la época las Carbonerías eran muy numerosas en las grandes ciudades españolas durante mucho tiempo, y hasta épocas no muy lejanas a las presentes. Ocupaban, por lo tanto, a muchos trabajadores, pero las condiciones salariales y laborales eran muy malas. A la altura de 1928 se cobraban salarios de cinco o seis pesetas, en jornadas de trabajo de hasta diez y once horas, a pesar de que ya estaba aprobada la jornada de ocho horas, sin que se abonasen las horas extraordinarias.

Los dependientes de las Carbonerías podían cargar con pesos de cien kilos y más. Además, había Carbonerías donde se trabajaba en domingo. Los sindicalistas del sector de la UGT achacaban estos abusos a los problemas que había para poder extender la sindicación entre los carboneros, y de esa manera presionar a la patronal. Al parecer, habían detectado mucha falta de comprensión entre los trabajadores, por lo que no se afiliaban a la Asociación General de Dependientes de Carbonerías y Similares de Madrid (Sociedad de Obreros Carboneros de la UGT).

Pero dicho Sindicato se esforzaba en su tarea para conseguir más militantes, para ir creciendo, aunque fuera lentamente, además de intentar atender las necesidades de los trabajadores. En su última asamblea se había decidido establecer dos cuotas anuales de cincuenta céntimos cada una con destino al mausoleo de Pablo Iglesias y para la Fundación Pablo Iglesias. Pero, sobre todo, estaban trabajando para conseguir que se estableciese el Comité Paritario de dicho sector en la capital. También se estaban ocupando de los despedidos de almacenes y Carbonerías.

La Junta Directiva de la Asociación en ese momento estaba formada por:

-Presidente: Gregorio Caballero.

-Secretario: José Pérez.

-Tesorero: Santiago Blázquez.

-Contador: Faustino García.

-Vocales: José Olías y José García.

-Leoncio Sanz era delegado de la Sociedad en la Fundación Cesáreo del Cerro, uno de los personajes más importantes del movimiento obrero de signo socialista en el sector de la venta y distribución del carbón. Leoncio Sanz Repiso fue un destacado socialista y sindicalista en Ponferrada, aunque en 1926 regresaría a Madrid. Abrió una Carbonería en Chamartín de la Rosa, en ingreso en la Asociación de Carboneros. Destacó en el exilio, para regresar a España en 1948, y militar clandestinamente en el socialismo mientras trabajaba en el gremio de la Carbonería.

Podemos acudir al número 5969 (27 de marzo de 1928) de El Socialista. También podemos consultar el Diccionario Biográfico del Socialismo Español.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.