LA ZURDA

El Rito Escocés Rectificado

No se puede, ni debe olvidar, que los miembros de la Masonería eligen el Rito que más se ajusta a su peculiares sensibilidades, naturalezas, éticas y convicciones; y así, desarrollar y fortalecer la construcción de su espiritualidad. Por ello, varios artículos en el periódico digital El Obrero han tratado el tema de los Ritos Masónicos, habiéndose recogido ya, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito Francés y el Rito de Emulación. Ha llegado el momento de tratar el Rito Escocés Rectificado.

La espiritualidad del Rito Rectificado como es cualquier rito masónico se consigue con el trabajo, con la perseverancia, con el esfuerzo del que busca. Pero a la vez, más que cualquier otro Rito, su fin es vivir en la humildad, y en los principios de la tradición caballeresca. Así, el conocido caballero Michael Ramsay, miembro de la Royal Society y preceptor del príncipe Charles Stuart manifiesta en un discurso del 21 de marzo de 1736, que la masonería es heredera de la caballería de los tiempos de las cruzadas y en particular de la Orden del Temple.

El Rito, como se conoce hoy, surge a partir de un grupo de masones vinculados a la Estricta Observancia Templaria provenientes de Lyon y Estrasburgo en los conventos masónicos de Lyon de 1774 y de Wilhelmsbad de 1782. En estas reuniones, se procede a la “rectificación” de diversas, profundas y definitivas confusiones doctrinales de la Estricta Observancia Templaria, derivadas de la introducción de elementos ocultistas y de pretensiones políticas no acordes con la tradición iniciática. Concretamente, en el convento de Wilhelmsbad se decide poner orden a los grados, al rito y la supuesta conexión histórica de la Masonería y el Temple.

Su constitución original tiene como base el Código Masónico de las Logias Reunidas Rectificadas y el Código General de los Reglamentos de la orden de los Caballeros Bienhechores de la Ciudad Santa de 1778; y como antecedentes al Rito Francés Moderno y las reformas producidas sobre al Rito de la Estricta Observancia Templaria, que daría también origen al Rito Sueco (1759) y al Rito Zinnendorf (1770) que lleva a cabo la “rectificación” de la Orden. A todo lo anterior, hay que unir que las personalidades que se consideran fundadoras del Rito son Jean-Baptista Willermoz, Jean y Bernard de Turkheim y Rodolphe Saltzmann.

Jean-Baptista Willermoz introduce la doctrina denominada de la “reintegración” y la Orden de los Caballeros Masones Elegidos Cohen del Universo fundadas por Joachim Martines de Pasqually. Ambos movimientos pretenden “reintegrar al hombre caído y al mundo material con la divinidad creadora” y junto a los rituales y grados conformar el Rito Escocés Rectificado y el resto de las corrientes de la gran familia martinica.

Tradicionalmente, para ingresar en una logia que trabaja el Rito Escocés Rectificado es necesario ser cristiano, y ello, porque el estudio principal de este Rito está dirigido a profundizar en el estudio del esoterismo cristiano, teniendo como base sus referencias y sus valores, aunque no puede considerarse un movimiento religioso.

El Rito gira en torno a la construcción del templo del Hombre y del Universo, donde el masón recupera su estado primordial que está representado en Adán antes del pecado e interioriza las virtudes cardinales que debe trabajar principalmente en los cuatro primeros grados base de Rito y que confiere al iniciado su base masónica donde se sustenta la construcción metodológica de sus enseñanzas. El templo de Salomón se convierte en el arquetipo fundacional de la Orden.

El Rito Escocés Rectificado está compuesto por:

A. La Primera Clase Ostensible. Confiere y lleva a completar la iniciación masónica.

- La Masonería Azul: Aprendiz, compañero y maestro.

- La Masonería Verde: Maestro Escocés de San Andrés.

B. La Segunda Clase Ostensible. No puede asimilarse a los grados filosóficos o altos grados.

- La Orden Interior: Escudero Novicio y Caballero Bienhechor de la Ciudad Santa.

C. La Clase Secreta o de Profesión

- Caballero Profeso y Gran Caballero Profeso.

En definitiva, y como se ha adelantado, el Rito Escocés Rectificado bebe:

A. Históricamente de:

- La Orden de los Caballeros Masones Elegidos Cohen del Universo de Martines de Pasquelly que versa sobre la condición del momento y el destino último del ser humano y el universo; y de la tradición cristina que se nutre de los padres de la Iglesia.

- Las bases de lo que a lo largo de la segunda mitad del siglo XVIII constituyen los grados y ritos masónicos de la Europa continental y que hoy conocemos como Rito Francés.

- El Rito de la Estricta Observancia Templaria fundado por Karl Gotthelf von Hund en 1751 a ambos lados del río Rin, y especialmente, sus rituales, sus arreos, sus vestimentas y sus grados que constituyen el antecedente directo del Rito Escocés Rectificado.

B. Espiritual, se hallan dos fuentes unidas a partir de la Biblia especialmente, el Nuevo Testamento, que apuntan a una lectura amplia e incluyente donde tienen cabida cualquier persona independientemente de la confesión cristiana que profese:

- La reintegración de Martines de Pasqually

- La herencia teológica de la Patrística cristiana (siglos I al VIII)

Funcionario del Cuerpo de Gestión de Sistemas e Información de la Administración General del estado. Actualmente destinado en el Ayuntamiento de Madrid como jefe de Unidad en la subdirección general de Comunicaciones del Organismo Autónomo Informática Ayuntamiento de Madrid (IAM). Doctor en Historia e historia del arte y territorio con la tesis “Masonería y Política en Madrid (1900-1939). Miembro del Centro de Estudios históricos de la Masonería Española (CEHME). Miembro del Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid. Libros: La quema de conventos de mayo de 1931 en el Madrid republicano. El anticlericalismo de la gasolina y la cerilla. Saarbrücken, Academia Española, 2015, y La masonería madrileña en la primera mitad del siglo XX. Madrid, Sanz y Torres. 2019 (en imprenta).