ÚNETE

La concepción socialista del deporte: el mitin de Chamartín de la Rosa en 1928

En otra ocasión nos hemos acercado a la relación entre el movimiento obrero y el deporte en tiempos de la República, con un gran protagonismo de los comunistas. Pues bien, en este nuevo trabajo queremos aportar un material nuevo sobre esta misma cuestión, pero en el final de la Dictadura de Primo de Rivera y desde la perspectiva exclusivamente socialista, a través de un mitin organizado por las Juventudes Socialistas de Madrid y Chamartín. Al acto asistió la Agrupación Deportiva, el Club Ciclista, y representantes de la Agrupación Socialista, y de la Sociedad de Oficios Varios y Dependientes de Comercio, organizaciones que tenían su domicilio en la Casa del Pueblo de Chamartín que, como bien sabemos, se encontraba en la barriada de Tetuán. El público al que iba dirigido por el mitin era fundamentalmente joven.

El acto fue presidido por Eduardo García, presidente de las Juventudes de Chamartín. García fue un personaje muy destacado del socialismo de esta localidad, panadero, y miembro del Sindicato de Panaderos de la UGT y de la Agrupación Socialista. Sería elegido concejal en 1931 y nombrado alcalde interino y teniente de alcalde.

Los oradores fueron Juan Gómez, por las Juventudes de Madrid, y Mariano Rojo por la Federación de Juventudes. Rojo fue un destacado protagonista de las Juventudes Socialistas, miembro de la UGT, y luego del Comité Director del PSOE en el exilio, además de ser diputado en 1931. Los dos oradores coincidieron en defender el ejercicio moderado del deporte, encauzándolo para “la mayor dignificación de la clase obrera”, criticando el mercantilismo que había en el deporte, y que ejercerían “determinadas clases sociales”, que tergiversaban el sentido del deporte. En este sentido, debemos recordar que, por su parte, Isaac Puerta denunciaría en El Socialista en 1930 que las Sociedades Deportivas del fútbol se habían convertido en Sociedades Mercantiles, sometiendo a explotación a los jugadores, convertidos en “trabajadores del fútbol”, cotizándose en función de los beneficios que se obtenían de ellos.

Por su parte, Gómez condenó el boxeo por inhumano para pasar a describir lo que creía que era el “verdadero deporte”, aprovechando para recomendar a los jóvenes que no descuidasen sus deberes en relación con el compromiso social y político. Rojo apostó por el deporte colectivo, pero sin espectáculo, en la misma línea que venimos viendo de considerarlo como una faceta importante para el ocio y la formación en el compromiso de los jóvenes, pero no como un espectáculo mercantilizado. Rojo explicó cómo funcionaban las organizaciones deportivas obreras, especialmente las belgas, que agrupaban a miles de jóvenes socialistas. Había que crear grupos deportivos obreros, “modelos de corrección y nobleza” Esos grupos debían atraer a los jóvenes hacia el socialismo, el gran fin, en realidad, del fomento del deporte.

Hemos consultado el número 5972 de El Socialista de 28 de marzo de 1928. También podemos consultar los artículos, “Los deportistas obreros ante las elecciones de 1936”, El Obrero (marzo de 2019), e “Isaac Puerta contra el fútbol en El Socialista hacia 1930”, El Obrero, (junio de 2019). Por fin, el Diccionario Biográfico del Socialismo Español nos proporciona la información necesaria de los protagonistas del acto.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.