Quantcast
ÚNETE

El guionista de cómic Josep Busquet se muestra "ilusionado" por el premio nipón

  • Escrito por María Roldán
  • Publicado en Cultura
El guionista español de cómic Josep Busquet posa durante una entrevista con Efe en Tokio (Japón), para hablar de "Korokke y la chica que dijo no", obra realizada junto al dibujante Jonatan Cantero y que ha sido galardonada por el Gobierno de Japón. EFE/ María Roldán El guionista español de cómic Josep Busquet posa durante una entrevista con Efe en Tokio (Japón), para hablar de "Korokke y la chica que dijo no", obra realizada junto al dibujante Jonatan Cantero y que ha sido galardonada por el Gobierno de Japón. EFE/ María Roldán

El guionista español de cómic Josep Busquet se siente "muy ilusionado" por el premio que Japón ha dado a su obra "Korokke y la chica que dijo no", un reconocimiento por parte de autores consagrados que ha favorecido la divulgación de su trabajo.

La obra ha sido reconocida con el premio de plata en los Premios Internacionales de Manga del Ministerio de Exteriores y aunque no supone su publicación en Japón, "consigue que la obra se conozca y haya llegado hasta aquí", dice Busquet en una entrevista con EFE este martes en Tokio horas antes de recoger el galardón.

Busquet (Barcelona, 1975) es la mitad de "Korokke", un relato ilustrado por Jonatan Cantero (Barcelona, 1988) que se inspira en los "yokai", criaturas monstruosas del folclore nipón, para narrar la historia de Anzu, una niña que se rebela contra su aciago destino y busca la ayuda de un atípico "oni" (demonio/ogro), Korokke, que quiere ser recordado como un héroe legendario.

Busquet, profesional veterano con más de 20 años de experiencia, guionista consagrado y autor completo ocasional con obras publicadas en España, Francia, Italia e Inglaterra, conoció a Cantero hace algo más de dos años, y en busca de una visión común descubrieron su mutua fascinación por Japón, su mitología y por el humor.

El lector con cierto conocimiento de japonés se sentirá intrigado al leer el título de la obra. "Sigue la tradición de Akira Toriyama de ponerle nombres de comida a los personajes. Korokke es la croqueta japonesa y fue cosa de Jonatan", cuenta Busquet.

El guiño les gustó y lo llevarán al siguiente nivel en el segundo volumen de la historia, en el que ya están trabajando y que se publicará en 2021. En él, los nombres de una serie de protagonistas "forman parte de los ingredientes del plato principal", revela.

Ambos tebeos están publicados por Spaceman Project, "un concepto un poco nuevo de editorial, con plataforma propia de 'crowdfunding', que pide una cantidad para que el adelanto que tengamos los autores sea igual, similar o bastante alto con respecto a otros países", que les permite empezar a trabajar con una buena base, explica el autor.

Para Busquet, de 44 años, que compagina su trabajo en guiones más convencionales con proyectos en YouTube, Webtoon o webcómics como "Actividad extraescolar" (ilustrado por Manu Ortega) porque no puede "parar quieto", las nuevas tecnologías y las redes sociales son una herramienta indispensable para los nuevos talentos del cómic.

"Mostrad vuestro trabajo en redes, haceos portafolios en muchos sitios. Los editores contactan en el sitio más inesperado", dice el guionista de "Manticore" (Camaleón Ediciones, 1996), que aconseja que también se aproveche la conexión que posibilitan las redes para contrastar ofertas con gente con más experiencia y asociaciones para tomar decisiones "conscientes" y evitar que se aprovechen de ellos.

El escritor también recomienda "cambiar el chip" del papel y mirar el potencial del cómic digital, al que se ve como algo "provisional" a la espera de que salga "el formado bueno, el de papel", cuando es igualmente válido y "nos está llevando a un tipo de cómic muy interesante", que fomenta el "feedback" o incluso la influencia de los aficionados en el desarrollo de la obra.

Preguntado sobre la situación actual del manga/cómic en España, Busquet considera que "como lector es una época buenísima, porque hay un montón de material" y en los últimos años se han recuperado clásicos, en vez de publicarse series más comerciales.

Desde el punto de vista profesional, el barcelonés reconoce que "es complicado vivir única y exclusivamente de hacer cómics solamente para que se publiquen en España", aunque haya excepciones, razón por la que la mayoría trabaja para el exterior.

Esta situación no se limita a los autores, también a los editores, destaca. "Soy un guionista bastante atípico, porque llegué por accidente a escribir guiones para los demás y nunca he tenido que estar buscando dibujantes, siempre son amigos o gente que me ha pedido que haga guiones para ellos", explica Busquet, que llegó en los años 90 a la Escuela de Cómic JOSO de Barcelona para aprender a dibujar y terminó dando "voz" a los personajes de decenas de obras variopintas.

La más reciente, "Korokke", que ha conquistado a Machiko Satonaka, Ban Ippongi o Mitsuru Miura, consagrados mangakas en Japón y miembros del jurado de los XIII Premios Internacionales de Manga.

Busquet y Cantero comparten galardón de plata con la tailandesa Pitsinee Tangkittinun y el brasileño Guilherme Petreca, mientras que el máximo reconocimiento, el de oro, recayó en los israelíes Guy Lenman (dibujante) y Nimrod Frydman (guionista). EFE.