Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Las palomas mensajeras de Churchill alzan vuelo en "El largo camino a casa"

  • Escrito por Pilar Martín
  • Publicado en Cultura
El escritor Alan Hlad durante una entrevista concedida a Efe este jueves, con motivo del lanzamiento de su primera novela "El largo camino a casa" EFE/Paco Campos El escritor Alan Hlad durante una entrevista concedida a Efe este jueves, con motivo del lanzamiento de su primera novela "El largo camino a casa" EFE/Paco Campos

Alan Hlad se quitó la corbata para no ponérsela "nunca más" tras leer en un periódico el descubrimiento del esqueleto de una paloma con un mensaje en su pata, una noticia que le inspiró "El largo camino a casa", una historia de amor con la Operación Columba de la II Guerra Mundial como escenario.

Aunque siempre quiso ser escritor la vida llevó a este estadounidense hacia el mundo de las finanzas, un sector donde llegó a ser un alto ejecutivo pero del que salió para no volver, porque la vida le puso ante sus ojos una historia que parece haber sido sacada de la cabeza del mejor guionista de cine.

Pero no, se trata de un hecho real ocurrido en 2012 durante las obras de reforma de una casa abandonada cerca de Londres: el descubrimiento, en la chimenea, de los restos del esqueleto de una paloma mensajera, que llevaba sujeta en su pata un pequeño cilindro con un mensaje en clave escrito en la II Guerra Mundial, un texto que a día de hoy nadie ha conseguido descifrar.

"Esa noticia fue el catalizador", cuenta a Efe el debutante escritor de esta novela de ficción que se desarrolla en la Gran Bretaña de 1940, cuando Alemania inició unos bombardeos masivos y el gobierno de Churchill puso en marcha la Operación Columba, que tenía como objetivo lanzar doscientas mil palomas mensajeras sobre la Francia ocupada por los nazis para que llevaran mensajes en clave al otro lado de las líneas enemigas.

Y con este telón de fondo "El largo camino a casa" (Espasa) nos mete de lleno también en la historia de amor casi imposible entre Susan, una criadora de palomas al servicio del Servicio Colombófilo Nacional del gobierno británico, y Ollie, un fumigador aéreo estadounidense que quiere unirse a la Real Fuerza Aérea británica para luchar contra el ejercito nazi.

Pero nada sería de esta historia sin Duquesa, la paloma mensajera de Susan que pese a no estar de "servicio" será la encargada de que este amor permanezca pese a los muchos avatares que viven estos personajes en las páginas de esta novela de ritmo trepidante.

"Siempre me han gustado las palomas, yo era el típico niño que les daba de comer en el patio", ha bromeado este amante confeso de los animales, algo que le ha llevado a dar toques de humanidad a esta suerte de heroína de plumas. Un animal capaz, como todas las de su especie, de recorrer cientos de kilómetros al día, una capacidad que hizo que se cambiara el rumbo de la guerra.

Según ha manifestado Hlad -de visita en España por primera vez- con estos Susan, Ollie o Bertie (el abuelo de Susan) ha querido volcar los "sueños, circunstancias" de las personas que realmente sufrieron la II Guerra Civil.

"Quería compartir sus sentimientos para hacer entender cómo lo vivieron", ha afirmado acerca del retrato psicológico del horror que hace en este libro que llega a España coincidiendo con el 75 aniversario de liberación del campo de concentración de Auschwitz.

Por eso para el autor este libro es también una suerte de homenaje a estos hombres y mujeres que lucharon por la libertad en esta época muy estudiada y conocida por Hlad, que también es miembro de la Sociedad de Novela Histórica de Cleveland.

Con un inicio marcado en 1940, "El largo camino a casa" nos lleva en el final del libro hasta el 2012 con la intención de ser "veraz" con el hallazgo periodístico que le sacó de la oficina para dedicarse a lo que siempre quiso con "disciplina".

Según ha concluido, la novela ya ha despertado el interés de algunas cadenas de televisión en Estados Unidos. EFE.