LA ZURDA

BCN pide "reformulación" del Hermitage y otras ubicaciones alternativas

Una cuarentena de entidades barcelonesas activaron este viernes una campaña para promocionar la aceptación de la instalación en Barcelona del Museo del Hermitage, colocando fotos de obras maestras que alberga el museo de San Petersburgo en diferentes lugares de la capital catalana. EFE/ Alejandro García Una cuarentena de entidades barcelonesas activaron este viernes una campaña para promocionar la aceptación de la instalación en Barcelona del Museo del Hermitage, colocando fotos de obras maestras que alberga el museo de San Petersburgo en diferentes lugares de la capital catalana. EFE/ Alejandro García

El Ayuntamiento de Barcelona rechaza la ubicación del Museo del Hermitage en la Bocana Norte del Puerto a tenor de los cuatro informes encargados a expertos que muestran "dudas sobre la idoneidad del emplazamiento", aunque está abierto a una "reformulación" del proyecto y a otros enclaves alternativos.

En nombre del Consistorio, la teniente de alcaldía Janet Sanz ha señalado que "si los promotores incorporan las reformulaciones del proyecto que piden los informes de los expertos y se propone un emplazamiento diferente, el Ayuntamiento estudiará el museo como cualquier otra iniciativa económica privada en la ciudad".

Para Sanz, "los proyectos deben adaptarse a la ciudad y no la ciudad a los proyectos", y en este sentido ha subrayado que "ninguno de los informes estratégicos sobre movilidad, urbanístico, sostenibilidad económica y cultural es positivo e identifican con más insistencia las dudas que desde la ciudad ya se habían visto".

De los informes urbanístico y de movilidad, Janet Sanz ha destacado que "sobre el emplazamiento, los expertos coinciden en los riesgos de seguridad, puesto que es una zona muy frágil, como se ha visto la pasada semana con el temporal, amenazada por el aumento del nivel del mar y debería alertarnos los desperfectos que han sufrido el edificio Desigual y el Hotel Vela".

La parte baja del Paralelo, cercana al World Trade Center; el Parque de la Barceloneta en terrenos de la antigua Gas Natural; el edificio de las Tres Chimeneas en Sant Adrià, o la zona final de la Rambla Prim en el Fórum son cuatro emplazamientos alternativos que plantea el informe de los expertos.

El teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, ha comentado que el informe sobre la sostenibilidad económica del Hermitage, elaborado por Eureca, expresa "un exceso de optimismo" planteado por los impulsores del museo, "con una cifra de visitantes que puede estar sobrevalorada -800.000 visitantes el primer año y 1,5 millones en pocos años-, unas perspectivas de crecimiento del 5 % durante diez años consecutivos".

Los técnicos aconsejan "elaborar escenarios presupuestarios más prudentes", revisar los datos de valoración de las inversiones iniciales del proyecto, especialmente los referidos a la construcción del edificio.

Aunque los expertos admiten que la creación del Hermitage de Barcelona podría tener un "efecto económico remarcable", alrededor de 21 millones de euros anules para los años 2024 y 2025, "el hecho de que sea una iniciativa con ánimo de lucro, al menos en el inicio de sus actividades, y que no disponga de una estrategia u oferta de entradas gratuitas, condiciona y limita su potencial impacto social". EFE.