LA ZURDA

Akar, primera ministra de Defensa árabe en un mundo dominado por hombres

  • Escrito por Isaac J. Marín
  • Publicado en La Zurda

La libanesa Zeina Akar Adra se ha convertido en la primera mujer ministra de Defensa en el mundo árabe rompiendo así con el patriarcado que domina el sector militar pese a no tener ninguna experiencia en el terreno y sin contar con la simpatía del pueblo por su estrecha relación con el sistema.

Su nombre no era conocido en la escena política hasta el día en el que el nuevo primer ministro libanés, Hasan Diab, la nombró para esa cartera, además de viceprimer ministra en el gabinete, aunque desde ahora forma parte de la historia del Líbano.

NO A LA SOMBRA DE SU MARIDO

Nacida en el seno de una familia cristiana greco-ortodoxa en Koura, en el norte del Líbano, Akar es licenciada por la Lebanese American University (LAU) en Marketing y es secretaria ejecutiva de la firma consultora y de investigación Information International, una de las empresas líderes en encuestas en el país.

Cuenta con más de 20 años de experiencia en investigación y gestión en áreas de salud, educación, agricultura y estudios demográficos, siendo la fundadora además de la ONG Asociación Social y para el Desarrollo Cultural (INMA, por sus siglas en inglés).

Con esta organización, Akar ha dirigido proyectos nacionales en turismo y agricultura, especializándose en la sostenibilidad, según la biografía escrita en la página web de su firma consultora, que al ser consultada por Efe no ha querido hacer comentarios. Akar ya ha marcado una huella en la historia del Líbano.

Su fotografía fue publicada por el Ejército libanés el pasado 23 en su cuenta oficial con el comandante de las Fuerzas Armadas libanesas, Joseph Aoun, que le felicitó por su nuevo puesto. Sin embargo, algunos en las redes sociales manifestaron descontento con su nombramiento afirmando que ella tiene que "vivir mucho" para ver y entender las "maravillas" del Ejército.

También destacan que es "mujer de" Jawad Adra, musulmán suní, conocido también por su estrecha relación con el presidente Michel Aoun así como con su yerno, Gebrán Basil, anterior ministro de Exteriores.

De hecho, Akar fue la elección de Aoun para ocupar esa cartera como decisión del partido que lidera, Corriente Patriótica Libre (CPL), que apoyó a Diab junto al grupo chií libanés Hizbulá para que naciera este gabinete en medio de una sus peores crisis económicas.

El nombre de su marido estuvo sobre la mesa en diciembre de 2018 para ocupar el cargo de primer ministro durante la parálisis gubernamental tras las elecciones y es uno de los tantos magnates que el Líbano tiene.

EL LÍBANO, A LA CABEZA DE LA PARTICIPACIÓN FEMENINA EN ORIENTE MEDIO

La responsable de ONU Mujeres en el Líbano, Rachel Dore-Weeks, destacó a Efe que este es el país de Oriente Medio que "proporcionalmente cuenta con más participación femenina en un gabinete" en este momento, con 6 ministras de 20.

En el nuevo gobierno "tecnócrata" libanés, tal y como Diab lo califica, hay un 30 % de mujeres, un incremento del 13 % respecto al anterior, encabezado por el histórico Saad Hariri y en el que había 4 ministras de 30, entre ellas Raya al Hasan, que fue la primera ministra de Interior del mundo árabe.

"Emiratos Árabes Unidos tiene 9, pero de 31, lo que hace un 29 %, y Egipto tiene 8 de 33, lo cual hace un 24 %", afirma Efe la responsable. Este paso significativo ha sido celebrado por el coordinador de la ONU en el Líbano, Jan Kubis, muy crítico con el Gobierno.

"No permitan que las consideraciones políticas empañen un logro positivo e importante: 6 mujeres en el Gobierno significa un 30%, una mujer por primera vez como viceprimera ministra y ministra de Defensa", destacó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Ghida Anani, directora de la organización más importante por la igualdad de género en el Líbano ABAAD, indicó a Efe que "el ligero aumento" de mujeres en el gabinete "es un buen paso adelante", aunque "no es algo que celebrar porque esto debería ser la práctica normal".

SIN LA SIMPATÍA DE LOS LIBANESES

Gran parte de los libaneses que se manifestan desde el pasado 17 de octubre contra la clase dirigente rechaza el puesto de Akar por considerarla "amiga" del sistema, sobre todo del presidente del Parlamento, Nabih Berri.

Diala Haidar, investigadora para el Líbano de Amnistía Internacional (AI), aseguró a Efe que, a pesar de apoyar la participación de las mujeres en el Gobierno, "los derechos de las mujeres están protegidos por acciones y no por la retórica y ocupar cargos".

"Esperamos que el Gobierno recién nombrado controle de inmediato a las fuerzas de seguridad e investigue el uso excesivo e ilegal de la fuerza, incluidas las amenazas de violación que hemos documentado", señala en alusión a denuncias de mujeres sobre estos incidentes.

En su primera declaración a los medios tras ocupar el cargo, Akar afirmó que es "plenamente consciente del dolor de la calle" y pidió que la hagan "responsable" de lo que ocurra. EFE.