Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Una joven española lleva a la ONU sus soluciones para la educación en África

Fotograma cedido por Gondola Films donde aparece Marta Borrell, una joven española de 16 años, durante una escena del documental "Una luz en la oscuridad", una cinta en la que con la ayuda de sus padres analiza el por qué del fracaso escolar en muchas escuelas africanas y que se estrenará el próximo octubre en España. EFE/Marta Majo/Gondola Films Fotograma cedido por Gondola Films donde aparece Marta Borrell, una joven española de 16 años, durante una escena del documental "Una luz en la oscuridad", una cinta en la que con la ayuda de sus padres analiza el por qué del fracaso escolar en muchas escuelas africanas y que se estrenará el próximo octubre en España. EFE/Marta Majo/Gondola Films

Marta Borrell, una joven española de 16 años, intervendrá este viernes en un foro organizado por Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de la Educación para explicar su visión sobre los problemas de la enseñanza en África y las posibles soluciones.

Borrell ha sido invitada a participar en el acto por ser la conductora del documental "Una luz en la oscuridad", una cinta en la que con la ayuda de sus padres analiza el por qué del fracaso escolar en muchas escuelas africanas y que se estrenará el próximo octubre en España.

En declaraciones a Efe, la joven explica que la idea de la película surgió de un viaje a Marruecos que hizo con su instituto. "Me chocó muchísimo el hecho de que siga habiendo pueblos y lugares en los que la educación y los niños sigan sufriendo tanto a diario", apunta Borrell.

A su regreso a España, la estudiante estaba decidida a hacer algo y ese algo terminó por ser un documental, para el que viajó durante sus vacaciones de verano a Mozambique con el fin de conocer de primera mano la situación en escuelas rurales de ese país, uno de los más pobres del mundo.

Allí, recuerda, una de las cosas que más le llamó la atención fue la "cantidad de niños escolarizados pero sin saber realmente dónde van o por qué van al colegio", la ausencia de una educación que pueda tener un futuro y el caso de adolescentes de su edad que habían sido violadas o maltratadas por sus profesores.

Después, pasó casi dos años entrevistando a personalidades del ámbito de la educación, todo con la idea de buscar soluciones a los problemas educativos que se dan en muchas zonas de África.

Su conclusión es que hacen falta cambios en varias áreas importantes, empezando por la necesidad de formar a los profesores para que sean capaces de ayudar a los niños y prepararlos realmente para sus vidas.

Borrell también ve fundamental tener en cuenta los contenidos que se enseñan y que se adapten a la realidad social, atajar la corrupción en el ámbito de las ayudas internacionales para la enseñanza y que se creen organismos que hagan que se cumplan estos objetivos.

Además, insiste en que es clave "ayudar en lugar de imponer", pues reconoce que a veces es difícil tratar de colaborar desde fuera sin imponer la cultura de uno mismo. "Creo que lo más importante es aprender a escuchar a toda esta gente, porque nadie puede cambiar mejor su zona que ellos mismos", opina. EFE.