LA ZURDA

El MNAC abre temporada de exposiciones con un nuevo relato de la obra de Nonell

Foto cedida por el MNAC de la exposición "Homeland", un proyecto de Mabel Palacín. EFE/MNAC Foto cedida por el MNAC de la exposición "Homeland", un proyecto de Mabel Palacín. EFE/MNAC

El MNAC abrirá su temporada de exposiciones con una amplia muestra dedicada a Isidre Nonell, que incluirá obras inéditas y contextualizará el artista en el relato internacional, en un año en el que se materializará un primer proyecto del acuerdo con la Fundación Suñol.

En la presentación de la temporada, el director del MNAC, Pepe Serra, ha explicado que el nuevo plan de acción del museo girará entorno a dos líneas de acción: "Atraer a nuevos públicos como, por ejemplo, han hecho las bibliotecas, y generar relatos nuevos de la colección".

A partir de mayo, el museo revisará con un nuevo relato una de las figuras claves de la colección del MNAC, Isidre Nonell, "un artista fundamental de finales del siglo XIX y principios del XX, que será objeto de una exposición, veinte años después de la última retrospectiva".

La exposición de Nonell abordará los aspectos más sociales de su obra, cómo supo encontrar la belleza en los márgenes de la sociedad y en la pobreza, y desvelará las conexiones con artistas como Goya, Picasso, Ibels, Steinlein, Casagemas o Daumier, que lo "contextualizarán en la tradición" y que revelará a "un artista versátil, inquieto, abierto a la experimentación formal".

La siguiente exposición, "Carraci. La Capilla Herrera", será fruto de una nueva colaboración internacional, con el Museo del Prado y el Palazzo Barberini de Roma, donde acabará el recorrido expositivo.

Esta muestra, ha subrayado Serra, reunirá por primera vez desde su arrancamiento y dispersión las pinturas realizadas por Carracci para la capilla Herrera, en la Iglesia de Santiago de los Españoles de Roma.

Este conjunto de pinturas extraordinario se podrá ver acompañado del cuadro del altar y de una selección de dibujos, estampas y libros.

Para otoño, el museo barcelonés propone un diálogo expositivo de la obra de dos de los grandes ceramistas del siglo XX, Josep Llorens Artigas y el japonés Hamada Shöji, a través de su relación y admiración mutua.

La exposición permitirá descubrir los vínculos fructíferos que artistas catalanes como Joan Gardy Artigas, Joan Miró y Eudald Serra establecieron con el movimiento mingei de recuperación del arte popular japonés, una relación "incomprensiblemente ausente" en los museos catalanes, ha advertido Pepe Serra.

Aprovechando las obras de reforma de la Biblioteca-Museo Víctor Balaguer, el MNAC acogerá una parte de la colección de arte contemporáneo que atesora el museo de Vilanova i la Geltrú en un proyecto que bajo el título "Surgir de las sombras", incidirá de manera especial en la abstracción informalista.

A finales de este año, la Colección Suñol irrumpirá en las colecciones del Museo Nacional, tras el acuerdo de colaboración firmado por ambas instituciones, que, según Serra, permitirá "dar una nueva visibilidad y enriquecerá la lectura de las obras de esta colección en el contexto de las colecciones históricas del MNAC y su esfuerzo en los relatos de los años 50, 60 y 70".

La temporada de exposiciones 2020 se ha presupuestado en 1,6 millones, una cantidad que, para Serra, es "una anomalía funcional, pues hay espacios de arte que no tienen colección ni museo que programan con más presupuesto".

El MNAC espera poder contar con más presupuesto del actual, unos 15,5 millones de euros, que corresponden por la prórroga de los sucesivos presupuestos de la Generalitat, a la dotación de 2017. EFE.