Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Almodóvar vs Amenábar, duelo de titanes en los Goya 2020

  • Escrito por Magdalena Tsanis
  • Publicado en Cine
El cineasta Alejandro Amenábar. EFE/Víctor Lerena/Archivo El cineasta Alejandro Amenábar. EFE/Víctor Lerena/Archivo

Dos 'vacas sagradas' del cine español con reconocimiento internacional y ganadores del Oscar, Pedro Almodóvar y Alejandro Amenábar, encabezan la quiniela de favoritos de la 34 edición de los Premios Goya que se celebrará en Málaga el próximo sábado 25 de enero, aunque podría haber sorpresas.

Junto a "Dolor y gloria" y "Mientras dure la guerra", el quinteto de finalistas a mejor película lo completan "Lo que arde" de Oliver Laxe, "La trinchera infinita", de Jon Garaño, Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi e "Intemperie" de Benito Zambrano. Todos ellos, salvo Zambrano, compiten también por el Goya a la mejor dirección.

"DOLOR Y GLORIA", UN ALMODÓVAR ÍNTIMO CON AROMA A OSCAR

No es estrictamente una película autobiográfica pero Almodóvar se inspiró en sus propios recuerdos y vivencias para escribir "Dolor y gloria". Antonio Banderas -que aspira al Goya y al Oscar- es su 'alter ego', un director de cine llamado Salvador Mallo.

Su vestuario y la casa en la que vive se replicaron del Almodóvar real. El director ha asegurado que se trata de la película que mejor le representa íntimamente. Habla, mezclando drama y una alegre ligereza, de un cineasta en horas bajas, de sus amores pasados, de sus amigos, de la soledad y la enfermedad y de la creación como tabla de salvación.

"Dolor y gloria" cierra una trilogía involuntaria sobre deseo y ficción en la que también se incluyen "La ley del deseo" y "La mala educación". Gracias a ella Almodóvar no solo ha conseguido 16 nominaciones a estos Goya y ha arrasado en los Feroz, sino que también volverá a luchar por un Oscar, algo que no conseguía desde 2003 con "Hable con ella".

"MIENTRAS DURE LA GUERRA", LA GUERRA CIVIL SEGÚN UNAMUNO

Para su regreso al cine español después de "Regresión" y "Ágora", a Alejandro Amenábar no le tembló el pulso a la hora de elegir un tema que prometía polémica, como la Guerra Civil. Tanto la Academia de Cine -17 nominaciones a los Goya-, como el público -1,9 millones de espectadores- le han premiado por ello.

"Mientras dure la guerra" se centra en la postura que mantuvo el escritor Miguel de Unamuno (Karra Elejalde) ante el golpe de Estado contra la República de 1936 y en cómo pasó de apoyar a los golpistas a criticarlos públicamente siendo rector de la Universidad de Salamanca, aquel famoso "Venceréis, pero no convenceréis".

Muy documentada con fuente históricas, su título hace alusión a lo que el director llama "el golpe a los golpistas" que dio Franco. La frase "mientras dure la guerra" figuraba en un documento firmado por el bando nacional al comienzo del conflicto para dar el poder a Franco solo con carácter temporal, pero desapareció misteriosamente.

"LA TRINCHERA INFINITA", UNA ALEGORÍA SOBRE EL MIEDO Y EL AMOR

Tras abordar historias cien por cien vascas en "Handia" y "Loreak", el trío formado por Jon Garaño, Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi ha salido de su zona de confort en esta película que recrea la historia de un "topo" andaluz que a raíz de la Guerra Civil pasó casi cuatro décadas escondido en su propia casa por miedo a las represalias.

Aunque de entrada Almodóvar y Amenábar partían como favoritos a estos Goya, "La trinchera infinita" les pisa los talones con 15 nominaciones y ha ganado enteros tras alzarse la semana pasada con el Premio Forqué al mejor largometraje, que conceden los productores cinematográficos.

Casi todo el peso de la historia recae sobre Antonio de la Torre y Belén Cuesta, que da vida a la fiel y paciente esposa del topo. Ambos aspiran al Goya como mejores actores protagonistas por su concienzudo trabajo.

"LO QUE ARDE", EL FUEGO COMO ESPEJO DEL ALMA

Bello y destructivo, el fuego sirvió de fuente de inspiración al gallego Oliver Laxe en su tercer largometraje, la historia de un pirómano que vuelve a casa tras haber cumplido dos tercios de su condena.

Vuelve a la rutina en un mundo olvidado pero también a las miradas recelosas de los vecinos del pueblo. Laxe rodó en Os Ancares, la aldea donde nació su madre y él pasaba los veranos en su infancia.

Si gana, sería la primera vez que el Goya a la mejor película va para un filme en gallego. La apuesta de Laxe por un cine poético, personal y alejado de la complacencia comercial le ha deparado hasta ahora buenas críticas, premios en festivales como Cannes y también el reconocimiento del público que ha respaldado en las salas esta última película.

"INTEMPERIE", LA CRUDA ESPAÑA RURAL DE LA POSGUERRA

Benito Zambrano lo tiene difícil en esta edición, aunque le avalan sus triunfos previos. Con "Solas" ganó cinco premios Goya (de once nominaciones) en 2000 y con "La voz dormida", otros tres (de 9 nominaciones) en 2012.

En "Intemperie" el director vuelve a adaptar una novela, con la ayuda de los hermanos Remón; esta vez se trata de la primera de Jesús Carrasco, una mirada a la cruda España rural de la posguerra.

El abuso de poder, la injusticia y la miseria económica y moral gravitan en torno a esta historia sobre un niño (Jaime López) que huye de un pueblo arrasado por la violencia, es perseguido por el capataz (Luis Callejo) y encuentra la amistad de un pastor solitario (Luis Tosar). EFE.