ÚNETE

Una "CiberEspaña" para reforzar la soberanía nacional en internet

El ciberespacio es un territorio libre de jurisdicción y, por tanto, "ademocrático". Es la opinión del presidente de la Fundación Concepto, Andrés Montero, quien parte de esa idea para apostar por la creación de una "CiberEspaña" en la que cada ciudadano circule por la red con su DNI y cada dispositivo tenga su propia identificación.

En su ponencia dentro de las jornadas que ha celebrado esta semana en Madrid del Centro Criptológico Nacional, dependiente del CNI, Montero propone establecer una soberanía nacional en el ciberespacio para evitar que sea un territorio no sujeto a leyes.

Según el experto en futuro e innovación, actualmente internet es un área no jurisdiccional, como los espacios marítimo, aéreo y ultraterrestre, pero "sí parece que conformará un territorio, un espacio de ejercicio de derechos y libertades públicas".

"Es un territorio predemocrático y ademocrático" pero "donde se producen relaciones sociales", por lo que, en su opinión, "no es democrático, no está ordenado, no hay expresión de la soberanía, del pueblo como sujeto político" y tampoco habría libertad.

"La ausencia de regulación deja al ciberespacio como un territorio no regulado y, por tanto, carente de libertad y de democracia", afirma Montero en su exposición, enmarcada en un ciclo de conferencias del Mando Conjunto de Ciberdefensa del Ejército.

La regulación de este territorio está todavía en pañales, pero poco a poco se van dictando leyes y decretos para ir acotando problemas que van surgiendo, casi a modo de parche.

Como ha ocurrido con el último "decretazo digital" del Gobierno de Pedro Sánchez, que, ante el reto independentista, obliga a las administraciones que gestionan información sensible a alojar sus servidores en la Unión Europea y amplía los motivos de cierre de páginas web.

Según este decreto, ahora se pueden clausurar páginas por razones de "seguridad nacional" y también si causan graves problemas económicos u operativos a proveedores o usuarios de redes, es decir, a operadores privados, en un intento de acotar páginas dañinas.

Para Montero, es necesario legislar en internet porque la alternativa de la autorregulación no funciona. Al final, afirma, se acaba imponiendo "el más fuerte o el más hábil para conformar un espacio de libertad propio, que se ensancha a medida que empuja la libertad del otro".

Por eso, cree que "hay que regular para democratizar" y los estados deben establecer su jurisdicción sobre su ciberespacio, una opción para él más plausible que establecer un "gobierno mundial" comandado, por ejemplo, por la ONU.

Así, propone crear "CiberEspaña", un territorio que aúne a los dispositivos radicados en España y a las personas residentes en el país, así como a la infraestructura que mantiene internet funcionando.

Apuesta por un sistema para poder identificar a los usuarios vinculando el DNI electrónico de cada ciudadano con todos los dispositivos que se usen para acceder a la red, por un lado, y controlando los dispositivos con códigos criptográficos, por otro. "Es como tener un DNI o llevar una matrícula en el coche", ilustra Montero.

Eso no significaría, aclara, controlar el contenido de internet. "No es un sistema de control, sino de regulación", que no impediría que las personas siguieran siendo anónimas en la red, pero sí que se las identificara si cometieran algún delito.

"Lo que no se podría hacer es circular con un coche sin matrícula, pero sí con un coche ajeno hasta que la policía le pare", resume el experto para visualizar su propuesta. EFE.