Quantcast
ÚNETE

La historia de los exiliados de la Guerra Civil Española llega a La Habana

Fotografía cedida por Happynet Cinema que muestra a los directores de “La Maleta de Helios”, Javier Angulo y Nacho A. Villar, mientras posan. EFE/Happynet Cinema Fotografía cedida por Happynet Cinema que muestra a los directores de “La Maleta de Helios”, Javier Angulo y Nacho A. Villar, mientras posan. EFE/Happynet Cinema

El documental "La maleta de Helios", que reivindica la memoria de los 25.000 españoles exiliados a México por la Guerra Civil con el hijo de uno de ellos como protagonista, se proyecta este sábado en La Habana en el marco del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

"Creo que los cubanos van a entender muy bien esta película, porque ellos a su manera han vivido también un exilio duro durante muchos años", declaró a Efe en la capital cubana el español Javier Angulo, que dirige junto a Nacho A. Villar el filme que el mes pasado abrió la sección oficial del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Con guión y dirección de Angulo, periodista fundador de la revista Cinemanía, director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid y miembro de las Academias de Cine de Europa y de España, "La maleta de Helios" es el debut en el largometraje de Villar, después de haber ganado premios internacionales con su primer cortometraje, "Niña".

En la 41 edición del festival de La Habana, enfocado en filmes latinoamericanos, este documental no entra en competición aunque forma parte de los ocho de la sección española, donde comparte cartelera con "Mientras dure la guerra" de Alejandro Amenábar y "Si me borrara el viento lo que yo canto" de David Trueba, entre otras.

"La maleta de Helios" cuenta la historia real de Helios Estévez, un joven de 19 años que en 1956 decide dejar su pueblo para ir a buscar a su padre, Antonio, un republicano anarquista a quien no conocía y que durante la Guerra Civil Española se exilió en México tras ser evacuado en uno de los barcos fletados por el entonces presidente Lázaro Cárdenas.

El protagonista del documental se reencontró con su padre, pero éste falleció un año después por un problema de salud y él decidió quedarse en el país norteamericano, donde vive hasta el día de hoy.

"Ese hijo ahora tiene 83 años, está volviendo a casa en El Bierzo a dejar la maleta con la que se fue su padre", relata Angulo, para quien esta emotiva historia refleja "lo que supuso el exilio para los miles de españoles, hasta 300.000, que se tuvieron que ir hasta el final de la Guerra Civil y el comienzo de la dictadura para no morir o ser encarcelados".

El director cree que, al conmemorarse el 80 aniversario del fin de la Guerra Civil, es un buen momento para brindar este documental, del que dice que "no es una gran película sino una pequeña, sencilla, intimista" con el objetivo de conmover al público y reivindicar la memoria de los exiliados.

"El protagonista es un hombre que no es revanchista, que no habla desde el odio o el rencor, y lo que busca es conciliación entre los españoles. No entiende que los españoles puedan odiarse solo por pensar de distinta manera", explica Angulo, que visita La Habana "con una ilusión enorme" y confiesa sentir un cariño especial hacia Cuba.

En esta edición del Festival Internacional de Cine de La Habana, que comenzó el jueves y se desarrollará hasta el domingo 15, compiten 21 largos y 19 cortos y mediometrajes de ficción, 18 óperas primas, 31 documentales, 23 animados y 25 guiones inéditos.

Más de 200 cintas son latinoamericanas, repartidas entre la selección a competición (112) y varias secciones fuera de concurso como "A Sala llena", "La Hora del corto", "Mujeres ante la cámara", "Pueblos y culturas originarias" y "Los colores de la diversidad".