ÚNETE

Diversidad sexual que arrasa en las redes

  • Escrito por Daniel Luque
  • Publicado en Cultura
Una pareja de "youtubers" compuesta por Hugo, un chico transexual de 19 años, y Raquel, una joven bisexual de 18, posan durante una entrevista con Efe en la que han mostrado su labor por normalizar la diversidad sexual en las redes sociales.EFE /Jorge Zapata Una pareja de "youtubers" compuesta por Hugo, un chico transexual de 19 años, y Raquel, una joven bisexual de 18, posan durante una entrevista con Efe en la que han mostrado su labor por normalizar la diversidad sexual en las redes sociales.EFE /Jorge Zapata

Una pareja de "youtubers", compuesta por un chico transexual de 19 años y una joven bisexual de 18, normalizan la diversidad sexual en su canal de Youtube, donde arrasan con más de 34 millones de visualizaciones y casi medio millón de suscriptores.

Esta atípica pareja se conoció hace 4 años, pero sus vidas ahora son completamente distintas. Hugo Arquero ya no se considera una mujer y ha llevado a cabo su primera operación de cambio de sexo, mientras que su novia Raquel García ha vivido esos duros momentos a su lado y juntos han contado todo el proceso en su canal de Youtube, "Twinsoul".

El dúo ha afirmado a Efe que, al ser una pareja peculiar, comenzaron su andadura en la plataforma por petición de sus amigos a pesar de que les daba vergüenza, pero llegaron a 10.000 visualizaciones en su primer vídeo subido, un éxito para personas que se estrenan y no tienen una cara conocida.

Casi tres años después, "Twinsoul" ha calado entre sus más de 400.000 suscriptores, pero en su vida personal Hugo no lo ha tenido fácil. Tuvo que dejar la ESO debido a que no se concentraba en los estudios, ya que no se identificaba con su cuerpo y con sus genitales, lo que le producía depresión.

El joven no sabía qué le pasaba y pensaba que eran "problemas de adolescentes", pero cuando conoció a Raquel ella le habló sobre la transexualidad y sus efectos. Además, Hugo menciona que cuando la vio por primera vez se enamoró de ella y rompió su anterior relación con otra chica.

El adolescente tomó la deliberada decisión de entrar al quirófano y operarse las mamas. Tras la reticencia inicial de sus padres y su pareja, éstos decidieron apoyar "la decisión más buena de su vida", ha afirmado, aunque añade que le costó verse a sí mismo sin pecho.

"Tuve que pedir un préstamo para poder operarme, pero lo necesitaba tanto que pensé en que ya me 'buscaría la vida' para pagarlo después", ha relatado el joven, que ha advertido de la dificultad de operarse a través de la Seguridad Social en España, ya que "puedes estar años en lista de espera".

Sin embargo, ambos aseguran que su historia sirvió para atraer a los suscriptores. "Cuando iniciamos el canal todavía no me había identificado con mi género y empezamos como una pareja lesbiana", ha asegurado Hugo, que ha añadido que esto servía además para ayudar a otras personas con problemas de identidad de género.

Una gran parte del canal consiste en videoblogs donde la joven pareja expone su día a día y aconseja a sus seguidores desde el calor de su hogar. Raquel ha afirmado que exponer "tanto" su vida privada ha causado "problemas" con su familia y que los padres de los jóvenes no entendían como podían "vivir de Youtube".

Raquel y Hugo ya son independientes y comparten casa, gracias a sus ingresos en la plataforma y de promociones con marcas como Fanta o Lety Shops, una tienda de ropa en Internet. "En un mes puedes cobrar entre 1.000 o 3.000 euros, depende de lo que te lo curres", ha explicado Hugo.

"Los 'influencers' son el ideal irreal de una persona", ha destacado el joven, que tiene claro que la naturalidad que expresan él y Raquel es lo que ha atraído a todos sus seguidores y les ha mantenido atentos al canal.

Las notificaciones no paran de sonar en los móviles de estos chicos. Alrededor de 100.000 solicitudes de seguimiento y más de sesenta respuestas a las publicaciones recibe esta pareja diariamente en la red social Instagram, donde también demuestran que dan importancia al cuidado de su imagen pública y de sus seguidores.

La pareja malagueña, que apenas supera la mayoría de edad, empieza a entender el significado de la palabra éxito. Hugo y Raquel pretenden seguir abriéndose paso y adornar su pared con su segundo "botón de Youtube", el que se otorga al millón de suscriptores, y que haría justicia a la historia y pasión de estas almas gemelas.