Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕

Andreu Claret gana el Premio Nèstor Luján 2019 con "El cònsol de Barcelona"


El periodista Andreu Claret. EFE/Archivo 	   El periodista Andreu Claret. EFE/Archivo

El periodista Andreu Claret ha ganado este martes el premio Nèstor Luján de novela histórica con "El cònsol de Barcelona", un relato en el que recrea la peripecia vital del cónsul soviético en la capital catalana Vladimir Antónov-Ovséienko, héroe del Ejército Rojo, durante la guerra civil.

El jurado, formado por Glòria Gasch, Tin Luján, Vicent Sanchis, Jaume Sobrequés y Maria Carme Roca, ha valorado que haya rescatado "del olvido" a un personaje poco conocido, en una novela que describe "un momento nada fácil", en pleno 1937, con un estilo "ágil y entendible".

Claret ha comentado que la obra "nace de un impulso personal, porque soy hijo del exilio y esto es algo que marca y la Guerra Civil era algo de lo que se hablaba cada día en casa, especialmente para tratar sobre las barbaridades del régimen franquista, así como de las contradicciones y las miserias del bando republicano".

De hecho, su padre, ya fallecido, recurría a una frase que le quedó grabada: "la guerra no la ganó Franco, si no que la perdieron los republicanos".

Con su tercera novela, que publica Columna y que llega mañana a las librerías, el autor ha querido adentrarse "por unos hechos que fueron decisivos por dos cosas que marcaron a mi familia e, indirectamente a mi generación: el ascenso del fascismo y la victoria del estalinismo, dos dramas que están en mi ADN".

En la obra cuenta la llegada a Barcelona de Vladimir Antónov-Ovséienko, junto a su esposa Sofía Levin, con el encargo de ayudar a la retaguardia republicana, pero también para aplacar a los anarquistas de la CNT y perseguir a los trotskistas del POUM.

Ya viejo, el cónsul llega siendo "un estalinista de piedra picada, con un pasado glorioso por haber encabezado las tropas que asaltaron el Palacio de Invierno, pero en Barcelona empieza a tener sus dudas sobre el régimen soviético y, además, su esposa, una mujer ucraniana, de origen judío y de mucho carácter, sospecha que el cargo de cónsul servirá para que le acaben liquidando".

Andreu Claret, que ha viajado por centenares de páginas de periódicos de la época y ha leído numerosos libros, dibuja a un "personaje fascinante" que acabó convirtiéndose en un hombre muy popular y amigo del presidente de la Generalitat Lluís Companys.

La acción transcurre, principalmente, durante 1937, "un año decisivo para la guerra, para Cataluña y para Europa, puesto que todo el drama de la Segunda Guerra Mundial se está cociendo en ese momento, Mussolini empieza a bombardear Barcelona, Hitler bombardea Guernica y las izquierdas se matan entre ellas por las calles, mientras Franco, que todavía no ha ganado la guerra, ya dice que es un año triunfal".

Andreu Claret, que fue delegado de Efe en Cataluña, ha mostrado su sorpresa por que en catalán haya pocas novelas sobre la guerra civil, y se haya escrito más sobre la posguerra "quizá porque nos incomoda un poco todo lo que ocurrió, con las izquierdas matándose, algo dramático y patético".

El personaje de Antónov-Ovséienko vivirá rodeado de espías -con su mujer sólo hablaba abiertamente bajo las sábanas de la cama- y en su estancia en Barcelona tendrá un chófer, Josep Terrida, quien le conducirá por las calles en un Hispano Suiza.

En la novela, además, tiene su peso su hija Josefina, quien durante más de ocho décadas guardará en una caja de latón documentos relacionados con el cónsul, que acabarán en manos de una joven historiadora rusa que ha viajado a Barcelona para descubrir la verdad de aquellos días convulsos de los años treinta.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider