ÚNETE

125 dibujos para enamorarse del Madrid con M de Mingote

La alcaldesa de Madrid en funciones, Manuela Carmena (d), junto a la viuda de Mingote, Isabel Vigiola (i), durante la apertura este jueves de la exposición "Mingote se escribe con M de Madrid", en el Museo de Historia municipal. EFE 	   La alcaldesa de Madrid en funciones, Manuela Carmena (d), junto a la viuda de Mingote, Isabel Vigiola (i), durante la apertura este jueves de la exposición "Mingote se escribe con M de Madrid", en el Museo de Historia municipal. EFE

La ciudad de Madrid se mira a sí misma a través de 125 dibujos de Antonio Mingote que se exponen desde este jueves hasta el mes de octubre en el Museo de Historia municipal, donde junto a sus trazos originales hay recortes, carteles o el bastón de mando que recibió como alcalde honorífico del Retiro.

La exposición, "Madrid se escribe con M de Mingote" ha sido inaugurada por la viuda del dibujante, Isabel Vigiola, su sobrina y comisaria de la muestra María Jesús Tristancho y la alcaldesa de Madrid en funciones, Manuela Carmena.

Las ilustraciones de este dibujante catalán (Sitges, Barcelona, 1919- Madrid, 2012) cuentan la "Historia de Madrid desde la prehistoria a la muerte de Cervantes", y pertenecen al libro con este título que el dibujante y periodista publicó en 1961.

Para Mingote, "Madrid era como esas chicas no demasiado agraciadas pero tan atractivas que te enganchan" y por eso el dibujante se tiró "la mitad de su vida" en la capital, caminando por Chamberí y paseando por el Retiro, ha relatado su viuda, a quien llamaba "su adjunta".

Vigiola ha contado que de ella a Mingote le gustaba que era muy vasca y aunque él nació en Sitges defendía que uno era de "donde hace el bachillerato y tiene a su primera novia", que en su caso fue Teruel y no entendía los nacionalismos.

"Sería maravilloso que hubiese muchos Mingotes para unir a los políticos", ha añadido, recordando el consenso entre diferentes alcaldes que despertó la figura del dibujante, nombrado en 2011 marqués de Daroca (Zaragoza), donde vivió su infancia.

Sus dibujos recorren en el Museo de Historia municipal el momento en el que el Manzanares era un río caudaloso -hubo incluso elefantes- e ironizan con el Siglo de Oro o los avatares de la villa provinciana que pasó a ser capital a través de sus reinados, hasta que Felipe III, aconsejado por el Duque de Lerma, trasladó la Corte a Valladolid en 1601.

También se pueden ver los carteles que este dibujante autodidacta hizo para la ciudad o su icónico dibujo de la diosa Cibeles, además de figuras de sus ilustraciones.

Su "adjunta" ha invitado a conocer estos dibujos y enamorarse de ellos, aunque para Carmena eso no es necesario porque los madrileños están enamorados de los trazos de Mingote "desde hace mucho tiempo" y ha dicho de este dibujante que fue una de "esas personas geniales que destacan en su mundo" y que como humorista "con una línea" abría otra, la de hacer pensar, reflexionar y sonreír.

La exposición muestra también fotografías y apuntes del dibujante, escritor y académico de la lengua, que se inició en la prensa en 1946, colaborando con la revista La Codorniz y mantuvo una fructífera relación con ABC desde 1953 hasta su muerte, en 2012.