LA ZURDA

Estrenan en China la visión de Coixet sobre la obra del artista Cai Guo-Qiang

La cineasta Isabel Coixet. EFE/Archivo 	   La cineasta Isabel Coixet. EFE/Archivo

El documental "El espíritu de la pintura" de la cineasta española Isabel Coixet fue estrenado hoy en China con la presencia de su protagonista, Cai Guo-Qiang, uno de los máximos exponentes del arte contemporáneo de su país.

La proyección de la cinta, que viaja por la figura del artista y por la creación de las obras para una exposición en el Museo del Prado, tuvo lugar en el marco del Festival Internacional de Cine y Televisión de Shanghái. En el acto estuvo presente el propio artista, cuya obra se caracteriza por la utilización de pólvora para hacer pequeñas explosiones sobre el lienzo, así como el comisario de la exposición de El Prado, Alejandro Vergara, quien habló con Efe sobre la experiencia que Cai vivió en la pinacoteca española.

Pese a ser un artista internacional residente en Estados Unidos, en el museo se concibió la muestra con "la idea de tender puentes entre arte antiguo y moderno y entre España y China". Y es que Cai, quien fue el primer creador en realizar obra inédita para el Museo del Prado, "se siente artista en la tradición antigua, un artista que quiere innovar pero quiere estar vinculado al pasado", dijo Vergara.

En su residencia artística en la pinacoteca madrileña, el artista creó ocho piezas que formaron parte de la muestra "El espíritu de la pintura", expuesta en El Prado entre octubre y marzo, en las que el artista establecía una especie de diálogo con grandes maestros como Rubens, Tiziano, Velázquez o Goya.

Y, con una especial fuerza, con su favorito, El Greco, que "es el artista con el que más se siente vinculado de espíritu porque le gustan los colores y la estilización que hace de las figuras, la forma que él hace". Isabel Coixet fue testigo del viaje a España de Cai, quien fue León de Oro en la Bienal de Venecia en 1999, y su visión quedó plasmada en el documental de 50 minutos que se estrenó en marzo pasado.

La cinta está rodada en diferentes localizaciones entre Nueva York, donde vive Cai, Madrid, donde realizó la residencia artística y Toledo, cuna de El Greco. Tras su proyección en Shanghái, el documental se mostrará también el próximo domingo en el Instituto Cervantes de Pekín en un acto en el que también estará presente el artista. El instituto ha participado en la creación de la versión en chino del libro-catálogo que se ha lanzado tras la muestra en España.