Quantcast
ÚNETE

Julio Rodríguez: "El feminismo debe llegar también a las Fuerzas Armadas"

MADRID (ESPAÑA), 12/05/2018.-El secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, Julio Rodríguez, asegura que si Manuela Carmena decidiese repetir como candidata a la Alcaldía para revalidar el Gobierno municipal la formación morada abriría una negociación sobre sus condiciones donde la exjueza tendría "peso". En una entrevista con Efe, el exJefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad) añade que Podemos celebrará primarias para configurar la lista al Consistorio, donde pretende concurrir con una coalición de fuerzas políticas y no con un partido instrumental como el actual Ahora Madrid.EFE/Javier Lizón MADRID (ESPAÑA), 12/05/2018.-El secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, Julio Rodríguez, asegura que si Manuela Carmena decidiese repetir como candidata a la Alcaldía para revalidar el Gobierno municipal la formación morada abriría una negociación sobre sus condiciones donde la exjueza tendría "peso". En una entrevista con Efe, el exJefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad) añade que Podemos celebrará primarias para configurar la lista al Consistorio, donde pretende concurrir con una coalición de fuerzas políticas y no con un partido instrumental como el actual Ahora Madrid.EFE/Javier Lizón

El secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid y exjefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Julio Rodríguez, aboga porque las Fuerzas Armadas se contagien del feminismo, ya que el Ejército debe captar lo que "la sociedad va pidiendo".

Así lo defiende en una entrevista con Efe a raíz de la publicación de su libro "Mi patria es la gente" (Península), donde explica su carrera militar y las consecuencias que para él tuvo formar parte de Podemos, partido por el que concurrió como candidato por Zaragoza y Almería en las elecciones generales de 2015 y 2016, respectivamente, sin obtener escaño.

Cursando estudios universitarios, luciendo una barba inédita o prometiendo su cargo de Jemad en lugar de jurándolo, Rodríguez explica en "Mi patria es la gente" cómo fue un "rebelde" involuntario en un Ejército que no se renovaba al mismo ritmo que lo hacía la sociedad.

Rodríguez cree que nunca hay que "quedarse parado" en los avances democráticos en el seno de las Fuerzas Armadas y, además de un contagio del feminismo, aboga por incrementar el asociacionismo y por una ley de carrera militar integral.

Rodríguez defiende, asimismo, que no es incompatible ser militar y pensar y actuar políticamente, ya que los militares, que en activo deben ser apolíticos en sus intervenciones públicas, siguen siendo "ciudadanos de uniforme".

Por ello, cuando ante su sorpresa el dirigente de Podemos Rafael Mayoral llamó a su puerta para ofrecerle ser candidato, tuvo que dar el paso, ya que veía una "cobardía" haber luchado hasta entonces y, estando "ya jubilado", no hacer un intento más de cambiar el país.

La decisión produjo un "shock mediático", en opinión del exmilitar, que relaciona la polémica con su rango y con el hecho de que eligiese formar parte de Podemos y no de otro partido.

El Gobierno de Mariano Rajoy, que tenía en su poder una petición de cese por parte del exJemad tramitada antes de que Rodríguez hiciese pública su entrada en política, no la concedió "a petición propia", como figura en el caso de otros solicitantes, sino que aseguró, y dejó escrito en el Boletín Oficial del Estado, que el cese se debía a "pérdida de confianza y falta de idoneidad".

"Fue un error político del que yo no quise sacar rédito", asegura Rodríguez, que cree que hubiese tenido las de ganar de haberlo denunciado, pero prefirió no hacerlo.

Ante esta acción gubernamental, que no esperaba, algunas personas del PSOE como la exministra de Defensa Carme Chacón, con quien trabajó durante más de tres años, lo defendieron, pero otros optaron por el "silencio", explica el exmilitar.

Su llegada al sistema de partidos suscitó además "reacciones viscerales", como la carta abierta en la que un general le aconsejaba "pensar en la posibilidad de poner entre sus dientes la bocacha de un Cetme", palabras que enmarca en "la falta de tolerancia" de una democracia "joven".

Entonces decidió no denunciar este tipo de afirmaciones y calumnias, debido a estar en campaña electoral, pero ahora sí lo haría, porque, al contrario que entonces, "parece que el que calla otorga y el que calla, calla".

"Un médico, un abogado o un bombero no van a hacer su servicio profesionalmente en función de su opción política", asegura al ser preguntado sobre quienes criticaron que una persona con su ideología hubiese desempeñado el mayor cargo del Ejército, solo por debajo del rey.

En su libro, Rodríguez también revela que, en el caso de que Pedro Sánchez hubiese pactado el Gobierno de coalición que proponía Podemos, él no hubiese aceptado la cartera de Defensa, un ministerio que "quema" y que solo habría asumido con Pablo Iglesias sentado en la Moncloa.

En todo caso, defiende que ese escenario no podría haberse dado porque la "gran coalición" no quería en ningún caso que Podemos entrase en el Gobierno.

Siempre hay "resistencia" al cambio, como comprobó el PSOE en los inicios de la Transición, pero éste es "ineludible", "se llame la opción Podemos o de cualquier otro nombre", asegura Rodríguez al ser cuestionado sobre la actual coyuntura de Podemos en las encuestas, que mayoritariamente colocan a la formación morada como cuarta fuerza tanto en el Estado como en la Comunidad de Madrid.