HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El adiós a Guerra Garrido desde sus escenarios literarios y vitales


  • Escrito por Ana Burgueño
  • Publicado en Cultura
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

El escritor Raúl Guerra Garrido falleció este viernes en San Sebastián a los 87 años y desde que se conoció la noticia de su fallecimiento las muestras de pesar se suceden en las redes sociales y proceden, sobre todo, de los lugares a los que estuvo vinculado y de aquellos que fueron escenarios de sus libros.

El ministro de Cultura, Miquel Iceta, se encuentra entre los que se ha hecho eco esta mañana en Twitter de la muerte de este madrileño "de nacimiento y de corazón", doctor en Farmacia, que se consideraba berciano "por familia y por infancia" y donostiarra "por amor y por toda una vida de convivencia en la ciudad".

Los medios de comunicación recuerdan que fue galardonado con el Premio Nadal en 1976 y con el Premio Nacional de las Letras en 2006, y también hacen referencia a su firme compromiso contra la violencia de ETA, que le colocó entre quienes tuvieron que llevar escolta después de sendos atentados a su farmacia.

NOVELAR PARA ABORDAR LA REALIDAD DE LA VIOLENCIA

"Sus novelas fueron el mejor regalo para las víctimas de ETA cuando nadie hablaba de nosotras", ha destacado el colectivo de víctimas del terrorismo Covite sobre Guerra Garrido, que desde la ficción literaria habló de la realidad de los secuestros de ETA, la extorsión, la sinrazón de la violencia, de la deshumanización del individuo, en títulos como "La carta", "Lectura insólita de 'El capital'" y "Tantos inocentes".

La Fundación Bernando Buesa y la Fundación Miguel Ángel Blanco, que dice que el escritor "mantuvo la dignidad más allá del miedo", son entidades que también se han pronunciado en las redes sociales, al igual que la Fundación Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo.

Hay asimismo mensajes del mundo político vasco para Guerra Garrido, que fue muy crítico con el nacionalismo y se encuentra entre los fundadores del Foro Ermua. El consejero de Cultura y portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, destaca su importante aportación a la literatura vasca escrita en castellano.

Desde las filas socialistas, se reiteran palabras de elogio para el escritor, como las del secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, y las del delegado del Gobierno en Euskadi y exdiputado foral de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso, impulsor del homenaje que se tributó a Guerra Garrido en 2019 en la Diputación, un acto que celebró los 50 años de su novela "Cacereño", sobre la emigración País Vasco, y al que no asistieron los miembros del gobierno foral pertenecientes al PNV.

EL BIERZO Y EL CANAL DE CASTILLA

Numerosos medios castellanoleoneses recogen en sus ediciones digitales el fallecimiento del escritor, que en 1984 publicó "El año del Wólfram", finalista del Premio Planeta, sobre la guerra del wolframio en tiempos de la postguerra, novela inspirada en el poblado berciano de Cadafresnas, como recuerda el titular de Cultura, Arte y Patrimonio de la Diputación de León, Pablo López Presa.

El Instituto de Estudios Bercianos, del que Guerra Garrido era socio de honor, también expresa su "desolación" por el fallecimiento. Y El Bierzo Digital recoge las palabras del consejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Gonzalo Santonja, que ha subrayado "el compromiso cívico y literario" del escritor, un ciudadano "valiente y ejemplar".

Numerosos son los tuits que aluden a una de sus obras más conocidas, "Castilla en canal", su gran libro de viajes con el que resucitó un itinerario apenas transitado. Hay quien ha acompañado sus condolencias con una de las imágenes más bellas del canal de Castilla, la que se contempla desde las esclusas de Frómista.

El departamento de Turismo de esa localidad palentina se ha sumado a los pésames, al igual que el Ayuntamiento del municipio vallisoletano de Medina de Rioseco, por donde también discurre el canal y donde una calle lleva el nombre del escritor.

De su Madrid natal ha dejado otra obra destacada, "La Gran Vía es Nueva York". El Ateneo de la capital de España rememora hoy las palabras que Guerra Garrido dijo sobre esta institución, que para él encarnaba sus "obsesiones": "literatura y arte y ese discurrir entre los caminos de la investigación y la literatura".

Como farmacéutico, se han despedido de Guerra Garrido el Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España y la Asociación Española de Farmacéuticos de Letras y Artes (AEFLA), que presidía.

Otros tuits rinden tributo al fallecido aludiendo a una cita del propio autor: "La dignidad es seguir siendo uno mismo cuando ser uno mismo es lo que más puede perjudicarte".

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.