HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Manifestantes en Cantón se enfrentan a la policía en medio del descontento


  • Escrito por Jesús Centeno
  • Publicado en Global
(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Varias personas en la ciudad meridional china de Cantón se enfrentaron el martes por la noche con policías antidisturbios enfundados en trajes EPI, según vídeos difundidos en las redes sociales, en un momento de protestas y descontento entre la población del país asiático contra la política de cero covid.

Según uno de los vídeos, difundidos en Twitter -prohibida en el gigante asiático-, se ve a decenas de policías avanzando en formación sobre barricadas que los manifestantes habían derribado.

En otro vídeo se puede apreciar cómo quienes protestas lanzan botellas de vidrio hacia los agentes y, en otro, cómo caen botes de gas lacrimógeno en un callejón mientras la gente trata de escapar.

En un tercero, se ve a la policía llevándose a una serie de personas a otro lugar.

Aunque no queda claro qué provocó los enfrentamientos, testimonios compartidos en las redes apuntan a que todo empezó con una disputa sobre las restricciones impuestas en la ciudad, hogar de 15 millones de personas y particularmente afectada por la oleada de rebrotes en China, que está dejando cifras récord de contagios.

También circularon hoy algunos comentarios en las redes en los que se afirma que la estación de tren de la ciudad ha sido bloqueada y que muchos pasajeros han quedado varados.

Las miles de nuevas infecciones diarias en Cantón han desembocado en los últimos meses en cierres de numerosos distritos, contra los que se han rebelado algunos residentes.

Muchas de las personas confinadas son emigrantes de zonas rurales que han tenido que buscarse refugios imprevistos.

En otras urbes como Zhengzhou (centro), donde se halla la principal planta de fabricación del iPhone en el país y protagonista de protestas la semana pasada, se anunció hoy la "reanudación ordenada" de los negocios para posteriormente publicar una lista de edificios considerados de "alto riesgo" por el virus y que deben permanecer cerrados.

AVISO A NAVEGANTES

El descontento terminó por provocar el pasado fin de semana protestas en otras ciudades como Pekín y Shanghái, en las que los manifestantes mostraron su rechazo a las restricciones por ser excesivas y enseñaron hojas de papel en blanco que representaban su oposición a la censura.

Ambas ciudades permanecen en aparente calma, y aunque ayer la Comisión Nacional de Salud anunció que respondería a las "preocupaciones" del público y que "ajustarán" las medidas anti-pandémicas, las autoridades también han empezado a buscar a quienes participaron en las marchas, según pudo saber Efe.

"Me llamó la policía anoche preguntando que qué hacía allí en la noche del 27. Dije que pasaba por ahí", comenta un residente pequinés desde el anonimato, mientras que otros comparten la inquietud de que se estaría interrogando a otras personas en comisaría, obligándoles a firmar documentos en los que se comprometen a no participar en más protestas.

A nivel oficial, la única mención la ha realizado el portavoz de Exteriores Zhao Lijian, quien, al responder a pregunta sobre la frustración generalizada simplemente indicó que tal consideración "no se ajusta a la realidad".

Y sin referirse explícitamente a las protestas, el máximo órgano del gobernante Partido Comunista (PCCh) a cargo de las fuerzas del orden señaló anoche en un comunicado que tomará "medidas enérgicas" contra "actividades de infiltración y sabotaje" provenientes de "fuerzas hostiles".

Asimismo, la Comisión Central de Asuntos Políticos y Legales del PCCh igualmente enfatizó que no se tolerarán "actos ilegales que perturben el orden social". 

En los últimos días también se han visto vídeos de policías revisando los teléfonos de los transeúntes para tomar nota de sus identidades en caso de que utilicen aplicaciones vetadas como Twitter, Instagram o Telegram, a las que culpan de estar detrás de las protestas.

Sin embargo, vídeos de las protestas del domingo en Pekín muestran cómo algunos de los manifestantes desafían la teoría de que "fuerzas del exterior" tengan algo que ver con las convocatorias, y aseguran que estaban allí por su propia voluntad.

BAJAN LOS CONTAGIOS TRAS CINCO DÍAS

Entretanto, las cifras de nuevos contagios de covid en China se redujeron hoy tras cinco días de aumentos consecutivos con 37.828 casos detectados en la víspera, de los que 33.540 (un 88,6 %) son asintomáticos según los estándares de la institución.

Si bien las cifras de infecciones y muertes (oficialmente, 5.233) son bajas en comparación con otros países, la implacable política de cero covid ha generado frustración por sus fuertes medidas, como el aislamiento de contagiados, estrictos controles fronterizos, campañas masivas de pruebas PCR y confinamientos generalizados.

La estrategia, que se mantiene vigente desde 2020 a pesar de los síntomas de agotamiento, ha provocado también una desaceleración del crecimiento económico, interrumpido cadenas de suministro y agitado los mercados financieros.

Por su parte, el Gobierno defiende que ha salvado millones de vidas y que, de renunciar a ella, el país sufriría un colapso hospitalario y un aumento repentino de fallecimientos, especialmente entre la población mayor, uno de los grupos más vulnerables pero también uno de los más reticentes a inocularse.

El Ejecutivo aseguró ayer que "acelerará" la vacunación de los ancianos, pero no explicó cómo les convencerá.