Elena Muñoz Echeverría

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene nueve libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral.En la actualidad está en preparación de su quinta novela y su tercer libro de poemas.

Hacerse un "Rocío Monasterio"

Mis queridos estudiantes de Bachillerato, e incluso aquellos que estando finalizando la ESO os planteáis qué estudiar y ser el día de mañana.

Lo que importa es ser español, no española

Ni en nuestras peores pesadillas podríamos pensar que volveríamos a escuchar frases dedicadas a las mujeres del cariz de las que estamos siendo testigos por parte de la ultraderecha, que con el voto de millones de compatriotas, ha entrado por la puerta grande en las instituciones.

Viaje al exilio español: una visión socialista

Como colofón al arduo trabajo de meses por parte de las secretarías de Memoria Histórica, Dinamización y Cultura de la Agrupación socialista de Rivas Vaciamadrid , cuarenta y un compañeros y compañeras de distintos lugares emprendimos un viaje que quedará imborrable en nuestra memoria, un viaje a los lugares en donde nuestros compatriotas llegaron en 1939 huyendo de los últimos coletazos de la Guerra civil.

El debate

Llegué tarde a casa. Un compromiso ineludible hizo que cuando regresé ya habiera comenzado el debate a cinco, el gran debate anunciado hasta la nausea, como si los españoles y españolas no supiéramos que apenas sirve, por mucho que nos digan, para mover el voto.

La necesidad del caos

Leo en la enésima encuesta de esta semana (y estamos a martes) que los beneficiados a nivel nacional de la crisis catalana son PP y VOX, es decir, lo que está a la derecha y más allá. ¡Vaya sorpresa!

Pirómanos

Dicen que en el corazón de todo pirómano hay un bombero frustrado. Por eso gustan de provocar los incendios para luego intervenir, aunque sea como civil, en su extinción. También están otros que lo que les gusta, como Nerón, es ver como arde todo.

¡Arderán las parroquias como en el 36!

Esta frase incendiaria, nunca mejor dicho, ha salido de la boca de la presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso, aunque a muchos nos parezca mentira que alguien que ocupa semejante responsabilidad sea tan irresponsable.

Libertad de entierro

Dice Rocío Monasterio, a la sazón portavoz del grupo de VOX en la asamblea de Madrid, que la sentencia del Tribunal Supremo sobre la exhumación del cuerpo del dictador Franco, de su sepultura en el Valle de los caídos, vulnera el derecho que tienen las familias de enterrar a sus difuntos donde quieran.

Adversario la derecha, enemigo la abstención

Es de suponer que nadie, hace unos meses, habría deseado el desenlace que supone la convocatoria de nuevas elecciones generales, pero a la vista de cómo se iban desarrollando las negociaciones entre el PSOE Y UP, del “mal”, el menor.

Dana

Depresión aislada en niveles altos, esto es lo que significa estas siglas que dan título al artículo de este mes, y que se refieren al fenómeno atmosférico que nos ha azotado una semana. Para algunos la denominación nos resulta extraña, porque la habíamos conocido tiempo atrás con un nombre más coloquial: gota fría.

Mentira de saldo

Hojeo los periódicos a golpe de ratón,

paso los ojos por negros titulares

de inexistente tinta negra

que esconden la bola de trileros,

que engañan diciendo que dicen la verdad.

Los poemas no cotizan en bolsa

Los poemas no cotizan en Bolsa,

no producen dividendos,

más allá de las emociones en unos pocos

que valoran lo que para muchos no tiene

valor ninguno.

Los príncipes azules

Los príncipes azules

no quieren primeros planos.

Están hechos para ser vistos de lejos,

galopando en sus corceles,

con sus cabellos al viento.

Arena y hielo

Arena y hielo.

Siempre la dualidad que en mi pervive.

Arriesgada y calculando siempre

a uno y otro lado del espejo.

Querer sin poder,