HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Putin preside la botadura del rompehielos nuclear más grande del mundo


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El presidente ruso, Vladímir Putin, presidió hoy la botadura en el puerto de San Petersburgo del rompehielos atómico "Yakutia", de la serie 22220, los más grandes del mundo.

El "Yakutia", que tiene 170 metros de eslora y 57 de manga, está equipado con dos reactores nucleares y un potente escudo para surcar el hielo ártico.

Este es el cuarto rompehielos de la serie 22220, cuya construcción en los Astilleros del Báltico contó con la estrecha colaboración de la agencia atómica rusa, Rosatom.

En el marco de esa serie, cuya construcción comenzó en 2013, incluye la botadura de cinco rompehielos, de los que el Arktika y el Sibir ya han sido puestos en servicio.

Putin subrayó que este y otros rompehielos son fundamentales para el desarrollo de la Ruta Marítima Ártica, "lo que permitirá a Rusia aprovechar totalmente su potencial de exportación" y "tender una eficaz ruta logística hacia, entre otros, el sureste de Asia".

"En gran medida, el desarrollo de las regiones septentrionales garantizará el futuro de nuestro país", dijo y recordó que con el cambio climático y el deshielo la demanda de rompehielos es cada vez mayor.

Para ello, agregó: "Incrementaremos el potencial de nuestra flota de rompehielos atómicos".

"Por cierto, estamos abiertos a la cooperación con nuestros socios, con aquellos que quieran trabajar con Rusia", aseguró.

Además, Putin también dio el visto bueno al izado de bandera en otro rompehielos, el Ural, con lo que ya entró a formar parte de la flota rusa.

El jefe del Kremlin destacó la importancia de cumplir los plazos de botadura, del Ural, en 2024, y del Chukotka, en 2026, y del Rossía, ya en los astilleros del lejano oriente ruso, en 2027.

Rusia es la potencia ártica por excelencia, tanto por su situación geográfica, como por su flota de rompehielos atómicos, los únicos capaces de romper el hielo y surcar los mares septentrionales durante los doce meses del año.

El Kremlin quiere promover la ruta ártica como alternativa del Canal de Suez, ya que, con la reducción del grosor del hielo, el transporte de mercancías es más rápido, aunque por el momento no menos costoso.

Un barco tiene que recorrer 10.600 kilómetros para llegar por el norte desde la ciudad rusa de Murmansk al puerto chino de Shanghái, mientras que si opta por cruzar el canal necesitará surcar 17.700 kilómetros.

Además, la travesía por Suez lleva 35 días de media, mientras la arteria promovida por Rusia supone un ahorro de 10-12 días por barco, es decir, es un tercio más corta.

Según el Gobierno ruso, las compañías mercantes también se ahorrarían hasta 500 millones de euros al año gracias "al menor nivel de emisiones de dióxido de carbono".

 

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider