Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Los sondeos queman la ventaja de Scholz tras el último debate electoral de los candidatos alemanes


  • Escrito por Javier Alonso
  • Publicado en Global

Los candidatos a la cancillería alemana participaron este jueves en el único debate televisado colectivo previo a los comicios generales del domingo, a los que los socialdemócratas, todavía favoritos, y conservadores acuden con una diferencia menguante entre ellos en los sondeos.

Los líderes de los principales partidos que aspiran a gobernar la primera potencia europea se prestaron en la televisión pública a abordar temas que en previos debates entre los tres mejor situados se habían ignorado, especialmente el del papel de Alemania en la Unión Europea y sus relaciones con terceros países.

A los comicios en los que se disputa el nombre del sucesor de la canciller Angela Merkel tras 16 años en el poder llega Olaf Scholz (Partido Socialdemócrata Alemán, SPD) liderando los sondeos, por delante del conservador Armin Laschet (por la Unión Cristianodemócrata -CDU- y la Unión Socialcristiana-CSU).

Pero pocos minutos después de la hora y media en los que los siete candidatos participaron en la noche del jueves un nuevo sondeo del canal público ZDF, en el que debatieron, revelaba que la distancia entre SPD y la CDU/CSU es ya de solo 2 puntos porcentuales.

Scholz llega a las generales con un 25 % de respaldo en los sondeos y Laschet con un 23 %, seguidos a cierta distancia por los Verdes, que comenzaron la campaña en la pasada primavera como la sorpresa que podía hacerse con el Gobierno y que ahora se tienen que conformar con una tercera plaza: 16,5 % según el sondeo mencionado.

El debate en la televisión pública no aclaró mucho más de lo que se sospecha sobre qué coaliciones podrán configurarse después del domingo, aunque quedó confirmado que el SPD y los Verdes pueden contar con el apoyo de La Izquierda.

Y que los conservadores no llamarán ni a Verdes ni a La Izquierda; en el debate se confirmó que la ultraderecha de Alternativa para Alemania (AfD) sigue proscrita por el resto de los partidos alemanes en aplicación del cordón sanitario que no se pone en entredicho en este país.

Scholz, que intervino en tono y contenido casi distante e institucional, solicitó a los electores que refrenden lo que avanzan los sondeos, que será el más votado, pero que le aporten una mayoría suficiente para liderar el futuro gobierno en Berlín.

El debate reunió, además de a Scholz y Laschet, a la líder de los Verdes, Annalena Baerbock; el del partido Liberal (FDP), Christian Lindner; la de La Izquierda, Janine Wissler; Alice Weidel por la AfD y Markus Söder por los socios conservadores de Laschet, de la CSU.

El debate de la "Ronda Final", como se le denominó, abordó a propuesta de los moderadores seis áreas temáticas: la violencia de los negacionistas de la pandemia, la vivienda, la economía, las relaciones exteriores, la emergencia climática y las posibles coaliciones.

BREVE DEBATE SOBRE EUROPA

Del intercambio de ideas pudo salir casi el primer debate sobre las relaciones exteriores de Alemania, especialmente su papel en la Unión Europa y con países terceros, donde China dominó los comentarios.

Scholz reivindicó que la Unión Europea tiene que hablar "con una sola voz" y prestó en su intervención su apoyo explícito a Francia tras el grave desaire causado a París por Washington con el acuerdo anunciado en materia de defensa en la región del Indopacífico con el Reino Unido y Australia que ha hecho perder a Francia un contrato multimillonario de suministro de submarinos.

Laschet abogó por un papel más fuerte de la UE en materia de defensa pero pronto el debate abandonó los asuntos europeos, porque China y las prioridades que deben seguirse en las relaciones con el gigante asiático eclipsaron inmediatamente el fugaz interés de los candidatos del país más grande de la Unión.

EMERGENCIA CLIMÁTICA, CON ESCASAS RENUNCIAS PERSONALES

Poca concreción se consiguió en el debate en materia del combate contra el cambio climático y, a parte de compromisos de cumplir los objetivos de reducción de emisiones contaminantes alcanzados en acuerdos internacionales, aunque con matices, la anécdota fue que no precisaron a qué renunciarían por la protección del clima.

Desde el margen del espectro político con el que ninguno de los candidatos quiere pactar, la ultraderecha de la candidata Weidel, se oyó un comentario que en seguida repitieron las redes sociales: "cambio climático ha habido siempre" y zanjó Weidel el asunto explicando que en la historia de la humanidad, incluso en la reciente, hubo períodos de más frío y otros de más calor.

En este asunto Scholz dio la medida de la disposición y la esperanza con que acude a los comicios del domingo: como vicecanciller admitió que va a su trabajo no en bicicleta, sino en el coche oficial.