Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El relanzamiento de la economía debe acompañarse de empleo de calidad y subidas salariales


UGT considera que los buenos datos reafirman que garantizar la salud era la mejor medida para relanzar la actividad económica, pero advierte que hay que continuar con las medidas de apoyo para no dejar a nadie atrás. En este sentido, exige la prórroga de los ERTE, adaptándolos a la realidad actual.

Los datos del segundo trimestre de la Contabilidad Nacional han supuesto una vuelta a las tasas trimestrales positivas y la reafirmación de lo que siempre ha defendido UGT: que garantizar la salud era la mejor medida económica. La intensificación del proceso de vacunación (a finales de agosto se alcanzó el 70% de la población vacunada con pauta completa) ha sido clave para la reapertura progresiva de las actividades.

Es necesario asentar la recuperación y garantizar que nadie se quede atrás. Para ello, es imprescindible continuar con las medidas de apoyo que se han aplicado desde la política fiscal. UGT apuesta por la ampliación de los ERTE y mantener las ayudas en los sectores que se han visto más perjudicados, como la hostelería (que todavía no se ha recuperado en este trimestre) o el sector industrial, amenazado, de forma grave, por la crisis de los semiconductores.

Es preciso hacer un buen uso de los fondos del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, que ya han comenzado a llegar, y que suponen una oportunidad histórica para transformar el modelo productivo.

También es indispensable que los salarios acompañen al despegue, ganando poder de compra, y en especial los que son más reducidos, para reforzar el consumo de los hogares y, con ello, la actividad y la creación de empleo. Por eso es muy importante el aumento SMI como hemos acordado el Gobierno y los sindicatos desde este mismo septiembre de 2021.

En todo caso, la recuperación no será sólida y sostenible hasta que se traduzca en más empleo y, sobre todo, de más calidad, erradicando la elevada precariedad que atenaza nuestro mercado laboral, para lo cual es preciso derogar la reforma laboral de 2012.

Datos principales

El PIB ha registrado una variación del 1,1% en términos trimestrales, retomando un valor positivo después del -0,6% que se observó en el primer trimestre. En términos anuales, el crecimiento del PIB rebota hasta un 17,5% debido a la comparación con el segundo trimestre de 2020, que fue el peor de nuestra historia económica moderna.

A pesar de que el aumento del PIB en este trimestre ha sido inferior al estimado en el avance (2,8%), la economía española ha reaccionado positivamente en este segundo trimestre y, empujada por al avance en el frente sanitario, ha generado una mejora en las expectativas de crecimiento para este año. Además, cabe señalar que ha acompañado también un efecto positivo en el empleo con una evolución que sienta las bases de una recuperación que podría darse antes de lo supuesto.

Respecto a los datos de empleo, que se recogen en la información publicada por el INE, es importante el repunte en las horas trabajadas, que crece un 4,0% en este segundo trimestre frente al anterior. En términos anuales el aumento es de un 29,5%, por el mismo efecto comparación. Y, en lo que respecta a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registra una variación nula (0,0%) respecto al trimestre anterior por el aumento de la jornada media en puestos de trabajo a tiempo completo. No obstante, en términos anuales el crecimiento es de un 18,9%.