Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Cañamero ante el juicio de este viernes: "La justicia nos sigue persiguiendo"


El exdiputado Diego Cañamero, que hoy será juzgado por su participación en un piquete informativo durante la huelga general del 29 de septiembre del 2010, ha lamentado que “la Justicia sigue persiguiendo a militantes del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) como si fuéramos delincuentes”.

En sus redes sociales, se ha referido así al juicio al que se enfrenta junto al exalcalde de Puerto Serrano (Cádiz), Pedro Ruiz, por unos hechos por lo que la Fiscalía pide tres años de cárcel y una multa total de 4.360 euros.

Según ha informado el portavoz nacional de la formación, Óscar Reina, a ambos se les juga por unos incidentes que tuvieron lugar en la localidad sevillana de Montellano, “cuando se informaba a los Institutos de Enseñanza Secundaria del motivo de la huelga”.

Reina ha añadido que los hechos fueron denunciados por los directores de los centros educativos, y ha asegurado que fue algo “totalmente pacífico”.

Cañamero ha lamentado que “para nosotros, los procesos judiciales no caducan, al igual que si fueran crímenes contra la humanidad”, para añadir que “piensan que reprimiendo así van a acabar con la lucha justa de los trabajadores, pero se equivocan".

“Me podrán multar o encarcelar físicamente, ya lo ha han hecho otra veces, pero nunca podrán encerrar mi conciencia, mi corazón y mi alma, porque siempre estarán en la calle junto al pueblo”, ha dicho.

Los hechos ocurrieron el 29 de septiembre del 2010, cuando los acusados, "guiados por el ánimo de atentar contra los derechos de los trabajadores", se presentaron sobre las 10.45 horas junto a un piquete de "aproximadamente 100 personas" en el instituto de educación secundaria Castillo de Cote, en Montellano.

Según el escrito de calificación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Efe, ambos dirigían ese piquete y su intención era "que se cerrara el centro para sumarse al día de huelga", por lo que Cañamero "exigió" al director del instituto "que lo desalojaran sí o sí".

Además, los acusados "profirieron a conserjes y profesores expresiones como 'te voy a dar un cuarto de hora, si no, vas a salir de aquí con los pies por delante' o 'hay que quemar a todos los maestros, que no tenían que haber existido'".

Cañamero y Ruiz acudieron después al colegio Santa Teresa, a cuyo director "exigieron que lo cerrara en un cuarto de hora", además de advertirle de "que los maestros y los niños se atuvieran a las consecuencias" en caso contrario.

A continuación marcharon hacia las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia y se entrevistaron con el delegado de personal y el jefe de estudios, "a quienes manifestaron que disponían de 20 minutos" para clausurar el centro y que ellos "no se iban a ir de allí".

El juicio se desarrollará en los juzgados de lo penal número 4 de Sevilla a partir de las 10.00 de la mañana, y media hora antes se ha convocado una movilización a las puertas de los juzgados de apoyo a los dos enjuiciados.