Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El juez del caso Villarejo propone juzgar a un directivo de Planeta por cohecho


El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha propuesto juzgar por cohecho al directivo del Grupo Planeta Luis Elías Viñeta por la contratación del excomisario para investigar a uno de los árbitros que falló a favor del propietario de Kiss FM, Blas Herrero, en un contencioso con Planeta, trabajo por el que recibió 48.000 euros.

El titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional adopta esta decisión en un auto en el que acuerda también continuar el procedimiento por estos hechos con respecto al excomisario José Villarejo, el responsable de seguridad del Grupo Planeta, Antonio López López y el expolicía Antonio Gimémez Raso.

A Villarejo y a Giménez Raso el juez propone juzgarles por un delito de cohecho pasivo y a los dos responsables de Planeta por cohecho activo. Esta pieza del caso Tándem o Villarejo, la número 12, se abrió en agosto de 2019 después de que el empresario Javier Pérez Dolset, fundador del grupo Zed, aportara dos audios relacionados con la contratación de Villarejo por parte de Planeta.

En una de esas grabaciones, según expuso Dolset, el secretario del consejo de administración de Planeta, Luis Elías , habla de pagar un anticipo al excomisario de 20.000 euros para investigar el arbitraje a favor de la emisora Kiss FM.

Fuentes de Planeta reconocieron a Efe en su día que efectivamente Villarejo acudió al grupo para ofrecer sus servicios en relación con ese arbitraje y que realizó un trabajo puntual al respecto, que no resultó de utilidad para el grupo.

Según relata el juez en su auto, los contactos entre Cenyt, la empresa de Villarejo, y responsables del Grupo Planeta se produjeron entre febrero y junio de 2014.

Todo empezó cuando el excomisario pidió a Giménez Raso que contactara con el jefe de seguridad del Grupo Planeta para comentarle que podía conseguir información relevante a propósito del árbitro Julio González Soria y de su actuación en el procedimiento.

Para perfilar esta propuesta se produjeron dos encuentros: uno entre Villarejo, Giménez Raso y López López en Madrid, y un segundo de todos ellos en una comida en Barcelona a la que también acudió Elías Viñeta, director de la asesoría jurídica y secretario del consejo de administración de Planeta.

En esa comida, Villarejo reiteró que podía obtener información del citado árbitro, y que sus servicios tendrían un precio de un millón de euros. Con posterioridad, el excomisario ofreció realizar una investigación patrimonial del árbitro por 40.000 euros, lo que quedó reflejado en la "Propuesta de asesoramiento" al Grupo Planeta, del 16 de febrero de 2014 como "planteamiento original" y el 28 de abril de 2014 se presentó la "redacción actualizada".

Esta propuesta, que tenía por finalidad investigar si hubo un soborno a González Soria, se denominó "Proyecto July", cuyo coste sería de 40.000 euros más IVA, y en el que se indicaba que existía "capacidad de acceso a bases de datos restringidos".

En la propuesta se analizaba el contrato firmado en 2001 entre Onda Cero -que fue adquirida en el año 2003 por Antena 3, controlada por Grupo Planeta- y el Grupo Radio Blanca Kiss FM, que pertenecía a Blas Herrero, operación en la que surgieron conflictos contractuales que desembocaron en el procedimiento de arbitraje.

En él, Kiss FM exigía una elevada indemnización a Planeta y para resolverlo cada grupo designó un árbitro, mientras que el elegido por la Cámara de Comercio de Madrid fue Julio González Soria.

Finalmente se resolvió que Planeta tenía que indemnizar a Kiss FM con 186 millones de euros, decisión que el Grupo recurrió ante la Audiencia Provincial de Madrid, pero no pudo evitar ser condenada a abonar a KISS FM 211 millones de euros en 2007.

El informe sobre el patrimonio de González Soria, así como de su situación personal y financiera fue abonado en mayo de 2014 por Planeta Corporación al despacho de abogados Stuart & Mackenzie, vinculado a Villarejo a través de una transferencia bancaria por un total de 48.400 euros, según indica el auto.

El juez también destaca que en los meses en que se produjeron las reuniones y las averiguaciones, José Manuel Villarejo Pérez era comisario del Cuerpo Nacional de Policía en servicio activo.