Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El 86% de los españoles ve la corrupción como un "gran problema", según Transparencia Internacional


El 86 % de los españoles cree que la corrupción es un gran problema en su país y el 62 %, que el Gobierno no está combatiendo bien estas prácticas, según la encuesta que publica este martes la ONG alemana Transparencia Internacional (TI).

Éstas son algunas de las conclusiones del apartado sobre España del "Barómetro Global de la Corrupción (GCB) - Unión Europea (UE)", una macroencuesta a más de 40.000 personas de los 27 Estados miembro de la que TI concluye que la situación en ellos ha empeorado durante el coronavirus.

España aparece como el quinto país de la UE donde más personas consideran que la corrupción es un gran problema, por detrás tan sólo de Croacia (92 %), Bulgaria (90 %), Chipre (88 %) y Portugal (88 %). En el extremo contrario están Dinamarca (12 %) y Finlandia (16 %).

La media comunitaria está en el 62 %. En España el 34 % de la población estima además que la corrupción ha empeorado en los últimos 12 meses, por el 40 % que no percibe cambios y el 23 % que asegura que la situación ha mejorado.

Sobre la actuación del Gobierno en este ámbito, el 33 % cree que lo está haciendo bien en la lucha contra la corrupción mientras el 62 % considera que lo está haciendo mal.

Sólo la puntuación de otros siete gobiernos de la UE es peor en este apartado. En el conjunto del bloque, el 49 % percibe un mal trabajo de sus gobiernos frente al 43 % que lo valora positivamente. España, junto a Francia y Polonia, son los países donde un mayor porcentaje de la población (60 %) piensa que su país ha actuado en la pandemia de forma poco transparente, cuando la media comunitaria es de un 40 %.

El país aparece como uno donde un menor número de encuestados ha pagado un soborno (2 %) en el último año, cuando la media europea es el 7 % y en algunos socios, como Rumanía, este porcentaje escala hasta el 20 %.

Sin embargo, se sitúa como el cuarto país donde más frecuente (40 %) es el recurso a contactos para facilitar gestiones con la administración pública, por detrás de República Checa (57 %), Portugal y Francia (48 %).

El 8 % afirma asimismo que ha sufrido extorsión sexual (uno de los mayores ejemplos de corrupción de género) o conoce a alguien que la ha padecido. La media comunitaria está en el 7 %, entre el 17 % de Bulgaria y el 2 % de Finlandia.

Además, el 64 % de los españoles cree que el Gobierno se ve influido por los "grandes intereses" y sólo el 16 % estima que el Ejecutivo tiene en cuenta la opinión de las personas corrientes a la hora de legislar.

Por instituciones, la percibida como más corrupta en España es la banca (42 % de los encuestados la señalan), seguida por la presidencia del Gobierno (34 %), los parlamentarios (31 %) y los empresarios (27 %). Las más limpias son la policía (7 %) y la justicia (12 %).

UN TERCIO EN LA UE HA EXPERIMENTADO LA CORRUPCIÓN

En términos generales, un 29 % de los ciudadanos de la UE (unos 106 millones de personas) asegura haber experimentado de forma directa la corrupción en los últimos 12 meses y casi un tercio dice haber recurrido a contactos para conseguir atención sanitaria en la pandemia.

"La encuesta revela que especialmente la atención sanitaria ha sido un punto caliente de corrupción cuando los gobiernos trataban de gestionar la pandemia del coronavirus", asegura el informe.

La presidenta de TI, Delia Ferreira, subrayó en un comunicado que pese a que "la UE es a menudo percibida como un bastión de integridad", el continente sigue siendo "vulnerable a los efectos insidiosos de la corrupción".

En su opinión, recurrir a contactos personales para lograr una cita médica o saltarse el orden establecido para ser vacunado puede ser "tan perjudicial como pagar sobornos": "Se pueden perder vidas cuando las personas con contactos" se ponen por delante de "aquellos con necesidades urgentes", argumentó.

"Es crucial que los gobiernos de la UE redoblen sus esfuerzos para asegurar una recuperación justa y equitativa de esta pandemia", agregó Ferreira. En el conjunto de la UE, el 77 % de la población asegura confiar en las fuerzas de seguridad, frente al 61 % que lo hace en la Justicia y el 48 % que lo dice de los gobiernos nacionales.

Confían en la UE el 56 % de los interrogados. Por último, sólo el 21 % de los europeos piensa que los corruptos son perseguidos legalmente de la forma apropiada.

Para Michiel van Hulten, director de TI Europa, estos resultados son una "llamada de atención" a los gobiernos nacionales y la Comisión Europea, a los que insta a la acción contra la corrupción.