Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Jornada de reflexión ante unas elecciones singulares en Madrid


Los electores podrán optar entre veinte candidaturas para la Asamblea de Madrid , cinco más que en 2019 y siete de ellas nuevas

Un total de 5.112.658 personas están llamadas a votar en las elecciones autonómicas de Madrid del 4 de mayo, comicios que viven este lunes su día de reflexión y que son singulares, al tratarse de los primeros que se celebran por adelantado en la región, caer en día laborable y tener lugar, además, en plena pandemia.

De estas 5.112.658 personas, según datos del INE, 4.783.528 residen en la Comunidad de Madrid y son las que podrían votar presencialmente en la región, aunque más de 211.000 ciudadanos han enviado su voto por correo, cifra que supone un incremento del 47% respecto a las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Los electores podrán optar entre veinte candidaturas para la Asamblea de Madrid , cinco más que en 2019 y siete de ellas nuevas. Entre las candidaturas que repiten están las seis con representación actualmente en el parlamento madrileño: PSOE, PP, Ciudadanos, Más Madrid, Vox y Unidas Podemos.

Con su voto, los electores elegirán a 136 diputados (cuatro más que hasta ahora debido al incremento de población en la región), lo que convertirá a la Asamblea de Madrid en el parlamento autonómico con mayor número de representantes.

Anticipadas y en día laborable

Serán unas elecciones insólitas en la Comunidad de Madrid al ser las primeras anticipadas en la historia de la región, lo que supondrá que el Gobierno que sea investido permanecerá en el poder durante los dos años que restan de legislatura, hasta 2023.

Además, estas elecciones se celebran en un día laborable, el martes 4 de mayo, algo que hasta ahora tan sólo había ocurrido en los comicios de 1987.

La fecha fijada fue el 4 de mayo ya que, según la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid de 1986, tienen que pasar 54 días desde la convocatoria de los comicios.

Las personas que trabajen el martes y deseen ir a votar tienen derecho a permisos retribuidos de entre dos y cuatro horas en función del horario laboral para acercarse a su colegio electoral.

Tan solo aquellos trabajadores cuyo horario laboral no coincida con el de apertura de las mesas electorales o lo haga por un período inferior a dos horas no tendrán derecho a este permiso retribuido.

Aunque es día laborable, el 4 de mayo será no lectivo en los centros públicos, privados y concertados no universitarios de la región y las guarderías tampoco estarán abiertas, ya que algunas escuelas infantiles fueron designadas por ayuntamientos como colegios electorales.

En total, habrá 1.084 colegios electorales en la región, frente a los 1.065 de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, además de 7.265 mesas electorales, 9.000 urnas y 2.500 cabinas.

Para estas elecciones se han impreso 96 millones de papeletas, otras 40.000 para el voto de madrileños inscritos en el censo electoral de residentes ausentes (CERA) y 350.000 para el voto por correo.

Medidas de seguridad

Serán las cuartas elecciones que se celebren durante la pandemia del coronavirus en España tras las gallegas, vascas y catalanas, lo que ha obligado a extremar las medidas de seguridad y a establecer determinadas reglas y recomendaciones.

Los colegios electorales estarán abiertos de nueve de la mañana a ocho de la tarde, pero la Comunidad de Madrid recomienda que acudan a votar en la franja de 10:00 a 12:00 horas los mayores de 65 años o que presenten alguna discapacidad y, en su caso, sus cuidadores.

En el caso de las personas con coronavirus o sospecha de tenerlo, la recomendación es que vayan de 19:00 a 20:00 horas. Los votantes deberán ir al colegio electoral con su propia mascarilla y dispondrán en el local de una quirúrgica cuyo uso está recomendado por encima de la que lleven en ese momento. Además, habrá gel hidroalcohólico y guantes en los centros como medidas de protección adicionales.

En total, la Comunidad de Madrid ha preparado cinco millones de mascarillas quirúrgicas, 124.000 tipo FFP2 para los miembros de las mesas electorales y más de 55.000 litros de gel hidroalcohólico.

Los colegios electorales tendrán un recorrido de entrada y otro de salida, así como marcas en el suelo indicando los dos metros de distancia que se han de mantener entre votantes y miembros de las mesas, y entre estos últimos entre sí.

Se recomienda a los votantes que lleven el voto preparado y permanezcan en el interior del colegio únicamente el tiempo preciso para votar.

Para evitar riesgos, habrá bandejas en las mesas electorales para que los votantes depositen su identificación sin necesidad de que la manipulen los miembros de la mesa, quienes por su parte dispondrán de mascarillas FFP2, una pantalla de protección facial y guantes, aunque no llevarán petos de protección.

Si alguna persona de la mesa o votante comenzase a encontrarse mal y tuviera síntomas de Covid-19, se avisará al responsable de seguridad sanitaria encargado de cada colegio electoral, que lo acompañará a una sala donde permanecerá aislado y, si fuera necesario, se contactará con el servicio sanitario 112.