Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Rodríguez Zapatero pide una solución política antes que la reforma constitucional


MADRID, 05/07/2017.- El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el foro «40 años de democracia» organizado hoy en Madrid por el grupo Vocento con motivo de las primeras elecciones de 1977. EFE/Zipi MADRID, 05/07/2017.- El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el foro «40 años de democracia» organizado hoy en Madrid por el grupo Vocento con motivo de las primeras elecciones de 1977. EFE/Zipi

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha abogado hoy por afrontar la situación de Cataluña desde el terreno político, con "cabeza fría y con convicciones", antes que desde la reforma de la Constitución, sobre lo que ha pedido no crear "expectativas".

En el acto del 15 aniversario de grupo Vocento que le ha reunido con los expresidentes Felipe González y José María Aznar, el último jefe de un gobierno socialista ha coincidido con sus predecesores en que, si ahora mismo España tiene un reto por delante que resolver, ese es el que plantea el plan independentista de la Generalitat de Cataluña.

Lo esencial y fundamental para Zapatero es el consenso; sin consenso no podrá establecerse una visión sobre otra, y por ello, el expresidente ha criticado la celebración de un referéndum que plantea soluciones desde un sí o un no.

"La historia ha demostrado que -esas consultas- son un error", ha enfatizado durante el evento, que ha abandonado antes de su fin por tener que emprender un viaje a Venezuela.

En España la soberanía reside en el pueblo español, eso es "inequívoco", como lo es que no hay ningún margen en el ordenamiento jurídico al derecho de autodeterminación.

Tampoco existe, ha dicho, "ninguna democracia en el mundo en la que se hable del derecho de secesión" o en la que se reconozca la segregación territorial.

De hecho, en los dos países que en reflexiones como éstas suelen ponerse como ejemplo, Escocia y Canadá (con Québec), "los referéndums no han servido para nada", lo que le ha llevado a vaticinar que no habrá más en ninguno de los dos.

Con la mirada puesta en Cataluña, Zapatero ha asegurado que se pueden pensar reformas en la Constitución, en lo que se ha mostrado a favor siempre que busquen mejorarla, pero "lo más importante es la voluntad política".

Por ello, ha abogado por no levantar "expectativas" acerca de que una reforma constitucional pueda traer la solución a las tensiones independentistas y nacionalistas de Cataluña.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el que Zapatero está distanciado, abogó ayer ante el Rey por una reforma constitucional y por una actualización del modelo autonómico que imprima en España el sello federal que propugna su partido.

Con todo, Zapatero se ha mostrado seguro de que se superará la situación actual de Cataluña, especialmente por la confianza que le inspiran "el Estado y las instituciones" y las fortalezas que arrastran 40 años de democracia.

"La respuesta con mayúsculas" vendrá con la política y con el diálogo, y así, acabará "el viaje a ninguna parte" de la Generalitat y las fuerzas que le dan apoyo en el Parlament.

Para el expresidente no habrá referéndum, y tras ello, tendrá que replantearse el conflicto desde "una reconsideración" que necesariamente se basará en el diálogo entre las partes.