Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El TSJC deja a un paso de juicio a Jové y Salvadó por la organización del 1-O


Josep Maria Jové (i), ex secretario general de Economía, y Lluís Salvadó (d), en una imagen de archivo. Josep Maria Jové (i), ex secretario general de Economía, y Lluís Salvadó (d), en una imagen de archivo.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado por finalizada la instrucción de la causa abierta contra los diputados de ERC Josep Maria Jové y Lluís Salvadó por su papel en el 1-O y los deja a un paso de juicio por delitos de desobediencia, prevaricación, malversación y revelación de secretos.

En un auto, la juez del TSJC Maria Eugènia Alegret declara concluido el sumario de la causa que se abrió a Jové y Salvadó, exaltos cargos del Departamento de Economía cuando lo dirigía Oriol Junqueras, por participar presuntamente en la organización del referéndum del 1-O.

En junio del año pasado, ambos diputados depositaron la fianza de 1,6 millones de euros que les impuso el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras procesarles por malversación, prevaricación, desobediencia y revelación de secretos por el 1-O.

La investigación a los dos diputados de ERC deriva de la causa que, meses antes del 1-O, abrió el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que mantiene procesados a 29 cargos del Govern y empresarios por su supuesta participación en los preparativos del referéndum.

Dada su condición de aforados, el juez remitió la causa al TSJC, que concluyó que hay indicios suficientes para enviar a juicio a Jové, exsecretario general de Vicepresidencia, y a Salvadó, exsecretario de Hacienda, al concluir que ambos tuvieron una "participación activa" en los preparativos del 1-O y en la planificación de las denominadas "estructuras de Estado".

Además, la juez acordó establecer una fianza de 4,5 millones para los dos cargos de Economía en la etapa de Junqueras, pero la rebajó a 1,6 después de que las defensas alegaran que parte de la suma que se les exigía estaba ya depositada en las diligencias abiertas en el Tribunal de Cuentas por los mismos conceptos.

En su auto de procesamiento, la magistrada detallaba indicios de que Jové -miembro de la mesa de diálogo sobre Cataluña y que formó parte del equipo republicano que negoció con el PSOE la investidura de Pedro Sánchez- "conoció y autorizó" gastos superiores a los 2,1 millones de euros para el referéndum ilegal.

Además, según la juez, Jové "desoyó" los mandatos del Tribunal Constitucional al intervenir activamente en la búsqueda de los locales donde debía llevarse a cabo el referéndum, como reflejan los correos electrónicos y las conversaciones telefónicas intervenidas o la carta que Presidencia y Vicepresidencia de la Generalitat enviaron a los alcaldes de Cataluña para que cedieran locales para la votación.

La magistrada también procesó a Jové por un delito de prevaricación por la firma de un convenio con el Instituto de Estadística de Cataluña (IDESCAT) con el que se consiguieron los datos personales del Registro de población y el de catalanes en el exterior, con la finalidad de contar con un censo para el 1-O.

En cuanto a Salvadó, que junto a Jové también fue detenido el 20S de 2017, la magistrada lo procesó por su implicación en la elaboración de las denominadas estructuras de Estado, especialmente en la Agencia tributaria de una eventual Cataluña independiente y en la recaudación de todos los impuestos.

La magistrada considera que parte del articulado de la ley de medidas fiscales, financieras y administrativas de 2015, suspendido por el Constitucional y en el que colaboró Salvadó, tenía por objeto la creación de estructuras de Estado dentro de "un proceso de transición nacional para la desconexión".