Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Los PGE 2020/2021, imprescindibles para asegurar una recuperación económica estable


  • Escrito por UGT
  • Publicado en SINDICATOS

Los datos del avance de Contabilidad Nacional del tercer trimestre, publicados hoy por el INE, muestran una clara mejoría de nuestra economía respecto al trimestre anterior. De hecho, éste ha sido el trimestre con la mayor tasa de crecimiento intertrimestral de nuestra historia, un 16,7%. Sin embargo, la tasa interanual continúa en valores negativos (-8,7%), mientras que el pasado trimestre fue de -21,5%.

Para UGT, si no se doblega la curva de contagios será imposible que recuperemos la economía. Por este motivo, la prioridad debe ser contener la actual crisis sanitaria con todas las medidas disponibles. No existe oposición entre sanidad y economía, sino que la primera es requisito indispensable para el buen funcionamiento de la segunda. Sólo con precaución y con la dotación de los medios y recursos necesarios al sector sanitario se podrá garantizar que no exista un riesgo de volver a cerrar parte de la economía, con el perjuicio económico que eso supondría.

No obstante, el sindicato considera que la presentación del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 por parte del Gobierno constituye una buena noticia, de cara a establecer las líneas principales de ingresos y gastos para el año que viene y, lo que es lo mismo, las políticas esenciales que deben desarrollarse. A falta de las negociaciones pertinentes, desde UGT reclamamos a los grupos políticos responsabilidad para aprobar, con las mejoras oportunas, estas cuentas públicas cruciales para el desarrollo de nuestro país. El sindicato reitera su voluntad de aportar sus propuestas a este proyecto, como ya hemos hecho con anterioridad, tanto con la “Propuesta sindical para la construcción de un nuevo país. UN PAÍS CON FUTURO” presentada en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso, como todas las iniciativas del Gobierno en las que ha existido un diálogo social efectivo.

Una política fiscal expansiva, como la que se apunta en el Proyecto de Presupuestos, será clave para dar paso a una reconstrucción económica que implemente un modelo productivo más resiliente, eficiente y verde.

Aprobar las cuentas públicas para 2021

UGT recuerda que, según las previsiones existentes, la recuperación en 2021 vendrá principalmente de la mano de la demanda interna. Por eso, resulta fundamental que el impulso económico propuesto por el Ejecutivo se materialice, de manera que se garanticen ingresos suficientes a todas las personas y a las empresas viables y, de manera especial, a los colectivos en situaciones más vulnerables, de modo que dispongan de unos ingresos mínimos que garanticen un nivel de vida adecuado, con las repercusiones positivas que tiene este hecho social y económicamente.

En este sentido, el sindicato destaca muy positivamente las recomendaciones aprobadas por el Pacto de Toledo, que incluyen medidas fundamentales para la sostenibilidad de las cuentas públicas, pero reforzando el componente social de las pensiones públicas y garantizando el poder de compra de los pensionistas, elemento clave en nuestro Estado de Bienestar. El desarrollo de tales recomendaciones es muy importante para mantener el consumo de nuestros mayores.

Por otro lado, desde UGT venimos reclamando la necesidad de coordinación internacional para superar una pandemia que ha golpeado y golpea de manera indiscriminada a todos los países. Es necesario que existan medidas de coordinación entre países y un buen flujo de información para enfrentar la crisis económica, de igual manera que se hace en el ámbito sanitario. El acuerdo Next Generation EU fue un primer paso y ahora se han aportado los primeros proyectos de inversión ante la Comisión Europea para su evaluación y puesta en marcha si cumple los requisitos establecidos. Es necesario seguir dando pasos en este ámbito y hacer un aprovechamiento eficaz y eficiente de los cerca de 140.000 millones que se estiman que recibirá España a lo largo de los próximos siete años.

Otro modelo productivo es posible y cada vez más urgente. Aprovechar esta oportunidad es crucial para la economía española por la posibilidad de eliminar nuestras carencias estructurales y construir un país distinto, alejado de la precariedad, de la temporalidad y basado en el progreso y en unas condiciones sociales dignas. Con la tecnología como factor clave, haciendo uso del potencial de investigación que existe en España a través de mejoras las infraestructuras, en la I+D+i y la digitalización e incluyendo en este proceso a los trabajadores y trabajadoras, que pueden y deben ser parte imprescindible de estos cambios.

El Proyecto de PGE para 2021 parece señalar la superación definitiva de las políticas neoliberales y de austeridad extrema que tanto daño hicieron a nuestra economía, lo que hay que valorar muy positivamente. UGT considera que es el momento de aplicar otro tipo de antídotos a los problemas estructurales que arrastra España desde hace demasiado tiempo y de implementar nuevas políticas que permitan construir un nuevo contrato social de progreso para la ciudadanía, superando juntos y de manera solidaria el tremendo impacto de esta pandemia de Covid-19.

Datos de interés

Las causas de que los datos de este trimestre hayan sido positivos, en términos relativos, se encuentra lógicamente en la reapertura de los establecimientos, la desescalada que fue autorizando una mayor movilidad y el reacondicionamiento de los centros de trabajo para poder desarrollar sus actividades. Comparándose con el período del segundo trimestre, que albergó un confinamiento extremo que imposibilitó llevar a cabo muchas actividades.

Tras haber superado el trimestre más duro de nuestra historia económica moderna, en el tercer trimestre se recuperó la actividad parcialmente, lo que se ha traducido en el cambio de signo de las tasas, pasando a ser positivas, y de una notable magnitud. Pero no podemos llevarnos a engaño en absoluto: con los datos que ya sabemos sobre la evolución de la pandemia, y que están llevando a decretar nuevas y necesarias restricciones a la movilidad y al normal desenvolvimiento de la vida cotidiana, la mejoría puntual del tercer trimestre parece que no anticipa aún una consolidación de la recuperación.

Al contrario, lo que se pone en evidencia es que hasta que no se asegure la salud de las personas no se reactivará la economía. Para UGT, se requieren medidas contundentes, basadas en el conocimiento científico, coordinadas y aplicadas con rigor. Sin salud no hay economía posible, y cuanto más tarde comprendamos esto, más tarde se podrán recuperar las empresas, la actividad y el empleo. Debemos aprender de la experiencia de la precipitada apertura realizada en los meses de verano, que en nada ha ayudado a superar definitivamente la expansión de la enfermedad.

En lo referente a los datos publicados hoy, cabe establecer un análisis más pormenorizado comenzando por el lado de la demanda. Los datos más destacables han sido el crecimiento del gasto en consumo final (14,3% trimestral y -6,8% anual), que se debe en buena parte al comportamiento del gasto en consumo final de los hogares (20,7% trimestral y -10,4% anual). Otro factor importante son las inversiones, que se cifran en un crecimiento del 19,9% trimestral, con una tasa anual de -11,9%. La demanda nacional, que es el elemento más importante para una recuperación económica, registra un crecimiento trimestral del 15%, aunque en términos interanuales sigue en negativo, un -7,8%. Y, por último, cabe resaltar que las exportaciones e importaciones han repuntado con tasas muy destacables (34,3% y 28,4% trimestrales, respectivamente) debido a la reapertura de las fronteras y a la reactivación de muchos sectores. Sin embargo, como en el resto de componentes, continúan en negativo en términos interanuales (-17% y -15,7% respectivamente).

Y, por el lado de la oferta, se aprecia un crecimiento en todos los sectores si los comparamos con el trimestre anterior. En orden descendente, la industria es el sector que más ha crecido por su mayor capacidad de resiliencia (27,4% trimestral), la construcción en segundo lugar (22,5% trimestral), los servicios en tercer lugar (15% trimestral) y, por último, la agricultura (0,2% trimestral). En términos interanuales, la agricultura es el único sector en valores positivos, con un 5% (de ahí su reducido aumento trimestral). El resto de los sectores continúan con tasas negativas, mostrando el sector servicios el peor dato, con una caída del 22%, seguido de la construcción que registra un -11% y la industria con un -3,6%.

En materia de empleo, las horas efectivamente trabajadas han crecido un 24,7% respecto al segundo trimestre, lo que supone un dato sin duda positivo, 46,4 puntos superior al trimestre anterior, en el que se desplomaron. Sin embargo, en términos anuales todavía se encuentra un 6,2% por debajo del año anterior. En términos de personas ocupadas, el descenso anual es del 5,5%. El buen comportamiento del mercado laboral será otro factor clave para el buen funcionamiento de la economía, de ahí la importancia de los instrumentos que mantengan el empleo, como sucede con los ERTE.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider