Quantcast
ÚNETE

El Instituto de Carboquímica de Aragón investiga la gasificación de la biomasa a partir de residuos de limpieza forestal

Un hombre descarga restos de corte de eucalipto en una planta de biomasa. Efeagro/Cabalar Un hombre descarga restos de corte de eucalipto en una planta de biomasa. Efeagro/Cabalar

El Grupo de Investigaciones Medioambientales del Instituto de Carboquímica de Aragón del CSIC en Zaragoza está desarrollando un proyecto financiado por el Gobierno de Aragón con fondos FEDER que estudia la gasificación mejorada de biomasa a partir de los residuos de la limpieza forestal.

Aragón es una de las comunidades autónomas con un mayor desarrollo del sector agroforestal y dispone más de 2,5 millones de hectáreas de superficie forestal y 1,8 millones de hectáreas de terreno cultivado, lo que implica que el potencial generador de biomasa para esta comunidad es de los mayores de España, informa el Instituto.

La biomasa se considera un biocombustible seguro, renovable y neutro con respecto a las emisiones de CO2 a la atmósfera y además, como su generación es continua y distribuida, contribuye a asentar la población al territorio.

Sin embargo, la gestión actual de la biomasa no está optimizada y se pierden gran cantidad de recursos ya que, por ejemplo, no existe implantada una limpieza generalizada de bosques que evite o minimice el impacto de los incendios forestales, especialmente en verano, o una gestión de residuos agrícolas, lo que ocasiona que se pierdan gran parte de los mismos mediante su quema en algunas ocasiones incontrolada.

El objetivo de este proyecto que dirige el investigador Ramón Murillo en el ICB-CSIC es disponer de un gas que pueda ser a su vez materia prima para la producción de gas natural sintético que pueda inyectarse en la red de distribución existente.

La obtención de gas sintético a partir de biomasa es un proceso tecnológico neutro en emisiones de carbono que se obtiene a partir de la gasificación de los residuos forestales para obtener un gas con alto contenido en metano, similar al combustible fósil.

De esta manera, con este proyecto se contribuye a aprovechar los recursos autóctonos, reducir los riesgos de incendios y aminorar la huella de carbono de un combustible fósil como es el gas natural. EFE.