Quantcast
ÚNETE

Fernando Barceló: "Algo estaré haciendo bien si me llama el seleccionador"

  • Escrito por Carlos de Torres
  • Publicado en Deporte

Fernando Barceló (Huesca, 24 años) es otro de los jóvenes corredores españoles que han debutado este año en el World Tour con la ilusión de alcanzar sus sueños entre los grandes. Con el maillot del Cofidis aspira a correr la Vuelta, que pasará por casa.

Este fin de semana se marchará con la selección a Altea, al mando del capitán Alejandro Valverde. "El hecho de que ya haya estado con el seleccionador y que me vuelva a llamar significa que algo estoy haciendo bien, que le gusta cómo trabajo, por lo tanto estoy contento.

La concentración nos vendrá bien porque, como no hay competición, al juntarnos varios corredores de nivel haremos entrenamientos de calidad para ir cogiendo el punto de forma". Tampoco ha supuesto una sorpresa la llamada de Pascual Momparler para el ciclista oscense, ya que es de sobra conocido por el técnico español.

No en vano, bajo su dirección obtuvo la medalla de bronce en el Europeo en ruta sub'23 en 2018. Tal vez la principal novedad para Barceló sea el hecho de entrenarse junto a Alejandro Valverde, quien a buen seguro "pondrá buen ritmo".

OTRO DEBUTANTE EN WORLD TOUR EN AÑO ATÍPICO

Barceló es otro de los corredores españoles de futuro que debutan este año en el World Tour, como lo acaban de hacer Juanpe López (Trek) y Carlos Rodríguez (Ineos), como el aragonés procedentes de la cantera del Kometa de la Fundación Alberto Contador.

Con el Cofidis ya estrenó el maillot de la escuadra francesa en la Vuelta a La Provenza y la Vuelta a San Juan, "a un nivel superior al de otros años cuando estaba en el Murias, con la idea de estar bien en la Volta a Cataluña, pero la pandemia lo paró todo y nos tuvimos que adaptar a la situación".

Ganador de una etapa del Tour del Porvenir en 2018, Fernando Barceló espera con ilusión el comienzo de una temporada atípica que concentrará todas las carreras en apenas tres meses. "En agosto no sé si haré la Vuelta a Polonia (5 al 9) o el Tour de L'Ain (7 al 9), y luego iré a Il Lombardía.

Espero estar bien para los Campeonatos de España y la Vuelta". La ronda española, en la que ya debutó Barceló en 2019 con el maillot del Euskadi Murias, colmará sus aspiraciones en el año de su debut en el World Tour. Además, la quinta etapa saldrá de su Huesca natal con meta en Sabiñánigo, "una carrera por casa", y la sexta saldrá de Biescas para desembocar en el Tourmalet.

"Será una edición especial, muy atractiva, con el paso por el País Vasco y Aragón, por lugares donde paso mucho tiempo entrenando. Veremos esos días por casa si puedo hacer algo, a ver cómo llego".

COFIDIS UN EQUIPO MUY PROFESIONAL

Las primeras impresiones en el Cofidis francés fueron inmejorables a los ojos de Fernando Barceló: "Un equipo muy profesional, donde cada uno tiene su función, dispone de mucho personal que trabaja a nuestra disposición. Se ve que se trata de una estructura consolidada, no te falta nada, todo está preparado en todo momento, tú solo te preocupas de montar en bici".

Además, en el conjunto francés militan otros tres españoles, los hermanos Jesús y José Herrada y Luis Ángel Maté, quienes le han "ayudado desde el principio" facilitándole "todo", comenta Barceló, quien de momento pasa apuros con el francés y se desenvuelve mejor con el inglés. "Pero nunca me pierdo una barrita por el idioma", advierte.

Respecto al periodo de confinamiento por la pandemia del coronavirus, Barceló comenta que hubo "días de todo tipo". "Somos deportistas, pero también personas, con momentos duros y sin saber cuando íbamos a poder correr".

"Me considero afortunado porque la cuarentena me pilló con 2 años de contrato, lo que me quitó bastante presión, de lo contrario, de no correr tendría que esperar a ver qué pasaba con los resultados en los siguientes meses para renovar a no".

OBJETIVO PRINCIPAL: DISFRUTAR DE LA BICI

Barceló recuerda los "años brutales" de aprendizaje y formación en la estructura de la Fundaciòn Alberto Contador, donde pasó 2 años de júnior, 2 de sub'23 y el paso al Continental que le lanzó después al Murias. "Desde júnior me sentí ya como profesional, íbamos todos iguales, los viajes, el material, las bicis...todo se asemejaba a un equipo profesional.

Fui afortunado y estoy agradecido por haber estado allí. Me surgieron oportunidades, la formación fue impresionante y al saltar a equipos de superior categoría no noté mucho la diferencia". En cuanto a aspiraciones futuras, el objetivo número uno de Barceló "es disfrutar de la bicicleta, notar que progreso y que cada vez voy más rápido y mejorar en todo.

No me gusta ponerme límites". De momento la entrega a la bicicleta será total, atrás quedaron los estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. "Ahora no estudio nada, resulta complicado entrenarse y presentarse a los exámenes.

Lo dejé a un año de acabar la carrera, pero me planteo volver a compaginar el ciclismo y los estudios", señala el aragonés, quien aconseja a los más jóvenes la formación académica para tener un respaldo en el futuro, la mente abierta y no pensar solo en la bici. EFE.