Quantcast
ÚNETE

El sueño aplazado de jugar en el Santiago Bernabéu

  • Escrito por Carlos Mateos Gil
  • Publicado en Deporte

La crisis sanitaria del coronavirus ha provocado varias situaciones imprevistas en el fútbol español, una de ellas que el Real Madrid juegue los últimos partidos de LaLiga Santander en el Estadio Alfredo Di Stéfano de la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

El recinto, dotado con todas las comodidades para medios de comunicación y futbolistas, está más que preparado para acoger los encuentros del conjunto de Zinedine Zidane como demuestra el hecho de que ya se celebraron anteriormente allí duelos de la categoría de plata cuando estaba en ella el filial blanco.

Además hasta la fecha el equipo ha parecido adaptarse bien al contar por victorias sus tres encuentros como local tras el parón competitivo generado por la pandemia; contra el Eibar, el Valencia y el Mallorca.

Sin embargo esta situación va a obligar a algunos futbolistas rivales a postergar, en el mejor de los casos, la posibilidad de jugar por primera vez en uno de los feudos más emblemáticos del balompié mundial.

Los primeros que pasaron por esa situación fueron Quique González, Esteban Burgos, Rober Correa y Rafa Soares; todos ellos del Eibar. Poco después le tocó el turno a Jasper Cillessen, Ferrán Torres -que ya se había enfrentado tres veces contra los madridistas pero todas en casa-, Mouctar Diakhaby, Kang In Lee, Manu Vallejo o Hugo Guillamón en el Valencia.

Además Albert Celades, que fue jugador del Real Madrid, no pudo volver como técnico. El caso más reciente ha sido el de los integrantes del Mallorca.

Entre ellos se encuentra Luka Romero, quien podía haberse convertido en el recinto de Concha Espina en el jugador más joven en debutar en la historia de la máxima categoría del fútbol español. Finalmente tuvo que hacerlo en los campos de la Ciudad Deportiva.

Bien conoce estos Aleix Febas, compañero suyo y canterano madridista que pese a ello no pudo disfrutar de la experiencia de mostrarse en el coliseo de la Castellana. Este explicó sus sensaciones en la previa a EFE: "Cuando estaba en el Real Madrid uno de mis sueños era jugar en el Santiago Bernabéu. Da un poco de pena". "Pero también estoy contento porque vuelvo al Di Stéfano.

Allí tuve la suerte de jugar dos o tres años, también cuando era juvenil. Estoy muy contento, seguro que me vendrán muchos recuerdos cuando llegue al campo", añadió. Tras el paso de los baleares todavía deberán desenvolverse allí también el Getafe, el Alavés y finalmente el Villarreal.

En los azulones verán dejar pasar su debut el uruguayo Mathías Olivera, el nigeriano Peter Etebo o el brasileño Kennedy. En lo que respecta al Alavés destacan Martín Aguirregabiria, Luis Rioja, Lisandro Magallán y Ljubomir Fejsa.

Finalmente en el Villarreal se produce un caso peculiar como es el de Pau Torres, que ya ha sido internacional pero nunca ha pisado el Bernabéu. Junto a él tendrán que esperar asimismo Zambo Anguissa, Fer Niño o Javier Ontiveros. EFE.