ÚNETE

La Agencia Europea de Medicamentos espera la vacuna contra el coronavirus en un año y un tratamiento para verano

Una científica brasileña trabaja en el laboratorio de Inmunología del Instituto del Corazón (Incor) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo. EFE/ Sebastiao Moreira/Archivo Una científica brasileña trabaja en el laboratorio de Inmunología del Instituto del Corazón (Incor) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo. EFE/ Sebastiao Moreira/Archivo

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aseguró este jueves que, "en el mejor de los casos", se habrá desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus dentro de "un año", aunque predijo la aprobación de un posible tratamiento para la COVID-19 "antes de este verano".

En una conferencia de prensa virtual, Marco Cavaleri, el jefe del departamento de Vacunas de la EMA, subrayó que una vacuna contra la COVID-19 podría aprobarse, "en el escenario más optimista", en un plazo aproximado y mínimo de un año, aunque aseguró que la agencia está "haciendo todo lo posible" para acelerar el proceso, manteniendo contacto constante con 33 laboratorios.

Cavaleri se mostró escéptico sobre el plazo señalado por la Universidad de Oxford (Reino Unido), que prometió finalizar en agosto las pruebas clínicas de una vacuna contra la COVID-19 que lleva a cabo desde abril, porque consideró que el desarrollo de este tipo de medicinas y la aprobación de una licencia por parte de las autoridades sanitarias correspondientes requiere más tiempo.

Además, recordó que se ha demostrado a lo largo de la historia que "son muy pocas las vacunas que llegan hasta el final" del proceso de licencia, y que "en muchos casos" se requieren pruebas adicionales para confirmar que no provocan efectos secundarios graves entre los usuarios.

Señaló que "no es posible omitir la tercera etapa de un proceso" de desarrollo de una vacuna, durante la cual se llevan a cabo ensayos para investigar "el nivel de protección" y los efectos secundarios mediante pruebas en miles de personas fuera de los laboratorios, lo que lleva a determinar, entre otras cosas, si hace que las personas vacunadas sean más susceptibles al contagio.

Por otro lado, la EMA está también pendiente de ensayos clínicos y análisis de un total de 115 tratamientos diferentes para los síntomas causados por la COVID-19, la enfermedad resultante del contagio con el nuevo coronavirus, y en este caso, Cavaleri sí consideró que algunos podrían ser aprobados para su uso en Europa "antes de este verano", aunque no especificó qué métodos serían.

La EMA tiene su sede en Ámsterdam y se encarga de la aprobación de los medicamentos de acuerdo con los estándares de la Unión Europea, y también garantiza el suministro de medicinas, especialmente durante esta pandemia de coronavirus en la que, aseguró, se ha registrado una clara reducción de medicamentos utilizados en los cuidados intensivos. EFE.