Quantcast
ÚNETE

Identifican cómo evitar un exceso de actividad del tejido que quema calorías

Identifican cómo evitar un exceso de actividad del tejido que quema calorías/EFE/EPA/ORESTIS PANAGIOTOU Identifican cómo evitar un exceso de actividad del tejido que quema calorías/EFE/EPA/ORESTIS PANAGIOTOU

Investigadores de la Facultad de Biología y del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (UB) han identificado un sistema de autocontrol molecular que evitaría un exceso de actividad del tejido adiposo marrón, encargado de quemar calorías y producir calor corporal a partir de la grasa.

Los científicos, que publican su trabajo hoy en la revista "Nature Communication"', han descubierto este un nuevo mecanismo de regulación del metabolismo del tejido adiposo marrón en el sistema hormonal calicreína-cininas, hasta ahora asociado a la fisiología del sistema renal y cardiovascular y procesos de inflamación y dolor.

Según ha explicado el catedrático de Biología de la UB, Francesc Villarroya, que también es miembro del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) del Instituto de Salud Carlos III, este sistema de autocontrol molecular del metabolismo lipídico, desconocido hasta ahora, podría ayudar a evitar los efectos perjudiciales derivados de un exceso de activación del tejido adiposo marrón.

El tejido adiposo marrón tiene como función principal quemar calorías y producir calor corporal a partir de las grasas (termogénesis) y también actúa como un órgano endocrino capaz de secretar factores que activan el metabolismo de las grasas y los carbohidratos y ayudan a prevenir patologías como la obesidad o la diabetes.

Sin embargo, según Villarroya, una actividad excesiva y descontrolada de este tejido puede causar efectos perjudiciales, como la caquexia, una excesiva pérdida de masa corporal presente en algunos tipos de cáncer.

Este trabajo describe por primera vez la relación del sistema calicreína-cininas con los procesos de regulación metabólica en el tejido adiposo marrón, un tejido que se activa como reacción a estímulos ambientales (temperatura, dieta, etc.) y su respuesta se canaliza a través del sistema nervioso simpático y de factores hormonales.

Tradicionalmente, se pensaba que la interrupción de estos factores inductores era la auténtica razón que limitaba la actividad termogénica de la grasa.

"Ahora sabemos que algunos mecanismos activos pueden actuar como freno y que los mismos inductores positivos pueden poner en marcha el sistema calicreína-cininas, que actúa como mecanismo de autocontrol para suprimir la actividad de la grasa marrón", ha detallado Villarroya, que es jefe del Grupo de Investigación de Genética y Biología Molecular de Proteínas Mitocondriales y Patologías Asociadas de la UB.

Villarroya ha reconocido que todavía hay muchas incógnitas sobre un proceso que dificulta también la recuperación de los afectados por grandes quemaduras cuando se dispara el gasto energético y la actividad del tejido adiposo marrón.

Por eso, propone un nuevo estudio para aportar más perspectivas a las estrategias para moderar la actividad termogénica en situaciones patológicas como cánceres, aunque subraya que el descubrimiento de la acción local del sistema de autocontrol endógeno calicreína-cininas sobre el tejido adiposo marrón abre ahora nuevos horizontes a futuras herramientas farmacológicas para controlar las enfermedades metabólicas.

En este trabajo también han colaborado expertos de la Universidad de Santiago de Compostela, de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), de la Universidad de Humboldt, del Centro para la Investigación Cardiovascular (CCR) y del Instituto de Salud de Berlín (Alemania). EFE.