Quantcast
ÚNETE

Del 14 al 21 de marzo, los siete días más virulentos del coronavirus

  • Escrito por Adaya González y Pilar Rodríguez Veiga
  • Publicado en Crónicas
Dos ambulancias con personal médico llegan a la residencia en Tomelloso (Toledo). EFE/Ismael Herrero/Archivo Dos ambulancias con personal médico llegan a la residencia en Tomelloso (Toledo). EFE/Ismael Herrero/Archivo

Acaba marzo, el mes en el que empezamos a vivir pendientes de la terrorífica curva del coronavirus y, desde que se decretara el estado de alarma hasta hoy día 31, cuando estamos muy cerca del pico, los porcentajes más altos de nuevos contagiados, fallecidos y pacientes en UCI han pasado y se concentraron especialmente entre los días 14 y 21.

Se concluye así tras revisar los datos aportados diariamente sobre la COVID-19 por el Ministerio de Sanidad y obteniendo el porcentaje sobre el aumento de los principales parámetros respecto a 24 horas antes, desde el día 14 al 31 de marzo.

Es verdad que si una curva sube ello implica mayores cifras, en este caso de contagiados confirmados y, desgraciadamente, de personas fallecidas por el coronavirus, pero eso no significa que el ritmo con el que ha ido avanzando la COVID-19 haya sido mayor.

El 14 de marzo, España registró oficialmente 5.753 casos, 136 muertos, 293 pacientes en UCI y 517 altas.

Diecisiete días después, esos datos se han elevado este martes hasta: 94.417 casos, 8.189 muertos, 5.607 pacientes en UCI y 19.259 altas.

Pero hay que echar la vista un poco atrás para ratificar que los días con mayores porcentajes de muertos por coronavirus en España fueron el 15 (111,7 %) y el 17 (58,8 %) de marzo, al poco de comenzar el estado de alerta.

Los mayores porcentajes de casos positivos se registraron los días 15 (34,7 %) y 19 (25,0 %) de marzo. El día 14 el porcentaje fue más alto, del 36,6 % respecto al día anterior.

Y los enfermos en UCI aumentaron especialmente los días 18 (37,4 %) y 21 (41,2 %) de marzo respecto a sus días anteriores.

Sin embargo, es ahora cuando están más colapsados los Cuidados Intensivos de varias comunidades al haber llegado a su tope de camas para estos pacientes más graves y haber tenido que habilitar nuevos espacios para acogerles.

Tanto el ministro de Sanidad, Salvador Illa, como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, han comentado muchos días en sus comparecencias televisivas que la comparación de datos sobre la COVID-19 no es sencilla pues puede existir mucha variabilidad y cambio de tendencias.

Y que la presión sobre el sistema sanitario, en concreto sobre las UCI, irá más allá del momento en que se controle la transmisión del virus en España ya que el número de hospitalizados que pasan a Intensivos lo hacen en muchos casos días después de ser contabilizados como diagnosticados, como está ocurriendo ahora.

En la tercera semana de confinamiento, está bajando el ritmo de contagios y fallecidos pues desde el día 25 de marzo los porcentajes han empezado a estar por debajo del 20 %.

Desde Sanidad se destaca que estamos muy cerca del pico, pero se insiste: siguen siendo necesarios los esfuerzos.

Tampoco este día 31 hay que olvidar que hace dos meses, el 31 de enero, se conoció en España el primer caso positivo, fue importado, el de un turista alemán en La Gomera (Canarias).