LA ZURDA

La pandemia creará "memorias de destello", recuerdos más nítidos y duraderos

Expertos del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada han advertido de que la población construirá durante esta cuarentena "memorias de destello", recuerdos muy nítidos que perdurarán durante toda la vida.

La situación de emergencia sanitaria y el actual estado de alarma, cuarentena incluida, influirá de manera determinante en la construcción de recuerdos y en su calidad, según han señalado estos investigadores, que han explicado que la sociedad está construyendo "memorias de destello".

Se trata de un tipo especial de recuerdos que suelen tener un carácter afectivo intenso y que se mantienen en el tiempo con una gran nitidez. Las investigadoras del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento y expertas en aprendizaje y memoria Alejandra Marful, Daniela Paolieri y Teresa Bajo han detallado que este tipo de memorias se construyen alrededor de acontecimientos únicos, sorprendentes y personalmente relevantes.

"En el futuro tendremos memorias muy vívidas de ello y podremos dar muchos detalles que en principio podrían parecer irrelevantes", han explicado las investigadoras en un comunicado. Según sus datos, cada persona sabrá decir dónde estaba cuando se decretó el estado de alarma, con quién o hasta la ropa que llevaba, porque los recuerdos que se construyan ahora persistirán en el tiempo.

Según la evidencia científica, las situaciones nuevas producen un aumento de la dopamina en el hipocampo del cerebro, y si estas situaciones además están asociadas a estrés social, se genera un cambio en las conexiones entre el hipocampo y otras zonas del cerebro como la amígdala, el tálamo o la ínsula.

"El hipocampo es la zona del cerebro que interviene en fijar nuestros recuerdos, y este aumento en dopamina o en la fuerza de las conexiones con otras áreas, hace nuestros recuerdos más persistentes y emocionales", han argumentado desde el grupo de investigación de la Universidad de Granada para explicar el alto contenido emocional de los recuerdos.

Sin embargo, el cerebro es adaptativo y con el tiempo volverá más positivo ese recuerdo, como pasa con mayores que vivieron periodos complejos que han suavizado. Desde el Laboratorio Memoria y Lenguaje, han añadido que se dará después más importancia a momentos positivos, a las risas, mensajes o anécdotas en los balcones, gracias a un mecanismo del cerebro que busca generar bienestar.

Han añadido además que, en el recuerdo, los aspectos más intensos y fuertes competirán y la corteza prefrontal del cerebro se activará para bloquear los que no deseamos y facilitar la recuperación de los detalles que sí queremos mantener. EFE.