LA ZURDA

El presidente de los psicólogos españoles advierte: "La ansiedad es muy contagiosa"

Un trabajador recibe un paquete con mascarilla protectora en Palma de Mallorca durante el aislamiento este lunes. EFE/ CATI CLADERA Un trabajador recibe un paquete con mascarilla protectora en Palma de Mallorca durante el aislamiento este lunes. EFE/ CATI CLADERA

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, Francisco Santolaya, ha advertido este lunes que la ansiedad es "altamente contagiosa” y ha recomendado “planificar conjuntamente las actividades diarias” en el confinamiento domiciliario y “respetar también los momentos de intimidad”.

En una entrevista con la Agencia EFE, Santolaya ha informado de que los colegios de psicólogos de toda España se han puesto a disposición de las autoridades sanitarias, especialmente los sanitarios y aquellos que tienen experiencia en gestión de emergencias, unos 500 en toda España estos últimos.

“La ansiedad es altamente contagiosa, los seres humanos tenemos comportamientos o actitudes que nos llevan a imitar el comportamiento de otros cuando estamos a su lado. Tendemos a copiar sentimientos de inquietud por pura empatía.

Hemos de esforzarnos en estar tranquilos, en pensar que todo esto llegará a buen puerto”, insiste. La concienciación personal en el confinamiento domiciliario que sufre la mayor parte de la población española debe pasar por cuidar el lenguaje, gestos o actitudes, y en respetar también la intimidad: “hay que buscar un momento, un rinconcito, para cada uno”, porque “la soledad es básica en el equilibrio emocional”.

Por otra parte, este experto advierte también sobre la necesidad de abstraerse o limitar la exposición a determinados mensajes. “En un mundo globalizado como el actual la misma noticia nos llega multitud de veces, y sobre todo si esa información es negativa o catastrófica es cuando entramos en estado de alerta”.

“Ese estado de activación aumenta los niveles de ansiedad, de modo que dejamos de utilizar los mecanismos mentales que nos permiten funcionar normalmente, con racionalidad, para convertirnos en seres mucho más impulsivos”, subraya.

Como consejo, Santolaya recomienda acotar la exposición a noticias e informativos, “buscar un momento del día para actualizar la información y escuchar las noticias”, pero “sobre todo, atender a las fuentes oficiales y no ser correa de transmisión de mensajes sin fundamento que sólo contribuyen a la alarma”.

Otra de sus recomendaciones es la planificación de la actividad familiar de forma conjunta. “Elaborar un plan de rutinas es básico, y todos los miembros de la familia han de intervenir en él. Se puede pensar en un desayuno conjunto, en contar cuentos si hay niños, en algo de actividad física o juegos que impliquen movimiento…, siempre en conjunto”, ha explicado.

“En esta cadena somos todos el eslabón débil. Los padres han de tener claro cuáles son sus funciones, han de transmitir que todo irá bien, han de preparar el ambiente familiar, promover el esfuerzo persona y también el recreo; y la pareja ha de ser capaz de notar la inquietud en su compañero/a y apoyarle para rebajar la angustia”, ha agregado.

A su juicio, en esta crisis “el papel de los psicólogos es esencial en estos momentos y lo será también posteriormente”, motivo por el cual insiste en la posibilidad de contactar con los especialistas de forma telemática.

Asimismo, insiste en que “la psicología como especialidad clínica se guía por patrones normales de otras especialidades” y hace un “llamamiento a la tranquilidad, porque todos los servicios necesarios están cubiertos”.

Respecto a la posibilidad de movilización de psicólogos para intervenciones puntuales, Santolaya hace referencia a dos organizaciones con experiencia en catástrofes o atentados, como son Psicólogos sin Fronteras o Psicoemergencias “que prestan una ayuda excepcional y que están en disposición de ofrecer cerca de medio millar de efectivos en toda España si se les requiere”. EFE.