LA ZURDA

La misteriosa gran evasión del talibán que reivindicó el ataque a Malala

  • Escrito por Jaime León
  • Publicado en La Zurda
Vista de un homenaje a Malala Yousafzai EFE/Marcelo Sayão/Archivo Vista de un homenaje a Malala Yousafzai EFE/Marcelo Sayão/Archivo

El misterio rodea la supuesta evasión de manos del Ejército de Ehsanullah Ehsan, uno de los hombres más odiados de Pakistán, que como portavoz de los talibanes paquistaníes reivindicó el intento de asesinato en 2012 de la activista Malala Yousafzai, en una fuga que ha provocado la ira de las víctimas.

Ehsan representa para muchos el rostro del mal en el país asiático. Como portavoz del principal grupo talibán paquistaní, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), y más tarde del Jama-ul-Ahrar (JuA), reivindicó, además del ataque a Malala, galardonada con el premio Nobel de la Paz en 2014, algunos de los peores atentados en el país, como la matanza de 70 personas en un parque infantil en 2016 en la ciudad oriental de Lahore.

Hace unos días, el talibán afirmó en un audio enviado a los medios paquistaníes que el 11 de enero escapó junto con su mujer y dos hijos, "con la ayuda de Alá", de la "prisión" en la que el Ejército le tenía preso.

"He mantenido el acuerdo (con los militares) durante tres años, pero las autoridades paquistaníes lo han violado y me han mantenido en prisión junto con mis hijos", afirmó en el audio. "En el futuro próximo, haré más revelaciones acerca del acuerdo y de las personas involucradas en el mismo", añadió.

INDIGNACIÓN

Víctimas de terrorismo en Pakistán, sin embargo, sospechan que el portavoz no escapó, sino que las autoridades paquistaníes le permitieron la salida del país. "Creemos que no se escapó, sino que se permitió que saliese del país ¿Cómo un asesino bajo arresto y custodiado por el Ejército puede irse tan fácilmente?", dijo a Efe Abid Raza Banghash, padre de otra de las víctimas de la violencia terrorista en Pakistán.

Su hijo murió en uno de los peores atentados de los talibanes en la historia del país, cuando en 2014 un grupo de hombres armados atacó un colegio vinculado al Ejército en la ciudad de Peshawar, matando a 125 jóvenes.

Indignados, un grupo de padres de víctimas del colegio presentó este jueves una petición ante el Tribunal Supremo para que el terrorista sea capturado y repatriado a Pakistán para hacer frente a la Justicia.

SILENCIO ESTATAL

Mientras tanto las autoridades paquistaníes guardan silencio, a pesar de que Ehsan se encontraba recluido en una "casa segura" con su familia bajo custodia militar desde que en 2017 se entregó a las autoridades tras llegar a un acuerdo. Según los medios locales, el extremista disponía de teléfono, internet e incluso tuvo a su segundo hijo en reclusión.

No se ha confirmado que el audio en el que anunció su huida pertenezca al extremista, pero medios locales como The News afirman haber hablado con él por teléfono, en una conversación en la que confirmó los hechos y además indicó que se encuentra en Turquía.

Desde entonces, todo son especulaciones sobre el papel del Ejército y el Gobierno en su supuesta desaparición. El Ejército paquistaní anunció la rendición de Ehsan en abril de 2017, dos días después del atentado en el parque de Lahore, que se produjo tras meses de reducción de los ataques en el país, y lo presentó como una gran victoria y una muestra de la debilidad de los grupos extremistas.

Ahora, sin embargo, ni una palabra ha salido del poderoso ente marcial, que ha gobernado el país la mitad de su historia y durante los periodos democráticos ejerce una gran influencia en seguridad y exteriores.

La situación se asemeja al caso del exlíder de Al Qaeda Osama Bin Laden muerto en una operación militar estadounidense en 2011 en Pakistán. Entonces, los militares tuvieron que elegir entre declarar su incompetencia o su complicidad con el terrorista. Eligieron la incompetencia, afirmando que no sabían que el hombre más buscado del planeta vivía junto con su familia cerca de la principal academia militar paquistaní.

El Gobierno del primer ministro, Imran Khan, tampoco se ha pronunciado oficialmente. Sólo la portavoz del Ministerio de Exteriores, Aisha Farooqui, reconoció a Efe que están "revisando las noticias de la escapada", pero evitó aportar más detalles. EFE.