LA ZURDA

El frevo, el ritmo frenético que carbura el Carnaval de Recife

  • Escrito por Waldheim García Montoya
  • Publicado en Crónicas
El frevo, el ritmo frenético que se baila con pasos acrobáticos y pequeñas sombrillas de colores, celebra este domingo su Día Mundial como una expresión artística vigente, en vísperas del Carnaval de Recife, en Brasil. EFE/Nelson Perez/Archivo El frevo, el ritmo frenético que se baila con pasos acrobáticos y pequeñas sombrillas de colores, celebra este domingo su Día Mundial como una expresión artística vigente, en vísperas del Carnaval de Recife, en Brasil. EFE/Nelson Perez/Archivo

El frevo, el ritmo frenético que se baila con pasos acrobáticos y pequeñas sombrillas de colores, celebra este domingo su Día Mundial como una expresión artística vigente, en vísperas del Carnaval de Recife, en Brasil.

La animada danza se ha tomado desde finales de enero las calles y playas de Recife, la capital del estado de Pernambuco (nordeste), y del vecino e histórico municipio de Olinda, en un espectáculo sin igual que sirve para calentar motores de cara al carnaval, que comenzará el 21 de febrero en todo el país suramericano.

Miles de turistas, que prolongan sus vacaciones para continuar en Recife a la espera del carnaval, acompañan todos los fines de semana los ensayos de los 'blocos' (comparsas callejeras) para deleitarse con la habilidad de los bailarines, que con una pequeña sombrilla multicolor en la mano dan pasos y saltos inimaginables.

Predominando sobre la samba, el axé y otros ritmos típios del 'Pre-Carnaval', la centenaria danza invade con un ímpetu que transborda y una alegría que contagia espacios como el Paço do Frevo -su propio museo-, el emblemático Marco Zero del centro histórico de Recife y playas como Pina y Boa Viagem.

MÁS DE UN SIGLO DE VIDA

La danza que combina la marcha, la polka, el doblado sinfónico y el maxixe -una especie de tango brasileño-, tiene influencias portuguesas y que después incorporó los saltos de la capoeira de raíces africanas, surgió a finales del siglo XIX en Recife, pero solo el 7 de febrero de 1907 se dio a conocer en los periódicos.

Con 113 años de existencia oficial, el frevo reina en el Carnaval de Recife, donde el 22 de febrero se celebrará el famoso desfile del "Galo da Madrugada", considerado por el Libro Guinness de los Récords como la mayor fiesta callejera del mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) inscribió en 2012 en su lista de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad el frevo, al que catalogó como un "frenético ritmo", cuyo nombre viene de la palabra en portugués "ferver" (hervir), para asociarlo a la efervescencia, agitación y bullicio que acompañan la citada danza del "passo".

DE BRASIL PARA EL MUNDO

El músico José Roque da Silva Neto, más conocido como Roquenetto, anticipó el Día Mundial del Frevo y lanzó el último jueves la obra "O trompete no frevo", una publicación en portugués, francés e inglés en la que el artista propone un inédito método para enseñar el complejo ritmo a músicos de todo el mundo.

Roquenetto afirma que con este método busca juntar "la parte teórica, a partir de textos explicativos, con la parte práctica, tomando como referencia partituras con 28 canciones originales" del propio autor y de consagrados nombres del frevo como Ademir Araujo "Formiga" y José Teles, entre otros.

Una de las motivaciones del músico para la elaboración del texto didáctico fue que a partir de sus investigaciones musicales encontró que colegas de otras regiones de Brasil y del mundo tenían dificultades para interpretar el frevo. Fue entonces cuando decidió recopilar en varios capítulos las instrucciones de los principales compositores para conseguir ejecutar la música de forma correcta.

"Por falta de un proceso que enseñe la articulación y la pronunciación diferenciadas de la música del estado de Pernambuco, los músicos, en general, no consiguen ejecutar el fraseado del frevo correctamente, a pesar de conseguir leer las partituras", explica Roquenetto.

La productora cultural Tactiana Braga destacó "la sistematización de la enseñanza del frevo" en el trabajo de Roquenetto, lo que permite que el ritmo "sea difundido con más facilidad por Brasil y en el mundo".

Trompetista, músico erudito, investigador y profesor universitario, Roquenetto ya participó en trabajos de reconocidos artistas brasileños como Geraldo Azevedo, Alceu Valença y del percusionista Naná Vasconcelos, entre otros. EFE.