Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Irak tramita una ley que compensa a mujeres yazidíes víctimas de abusos del EI


 La presidencia iraquí ha remitido al Parlamento un proyecto de ley para compensar, rehabilitar y reintegrar en la sociedad a las mujeres yazidíes que fueron secuestradas.EFE/Archivo La presidencia iraquí ha remitido al Parlamento un proyecto de ley para compensar, rehabilitar y reintegrar en la sociedad a las mujeres yazidíes que fueron secuestradas.EFE/Archivo

La presidencia iraquí ha remitido este domingo al Parlamento un proyecto de ley para compensar, rehabilitar y reintegrar en la sociedad a las mujeres yazidíes que fueron secuestradas y sufrieron todo tipo de abusos a manos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Irak.

Según un comunicado de la presidencia, el borrador de ley ha sido remitido al Parlamento iraquí para que lo debata y lo someta a votación próximamente.

El objetivo de la propuesta de ley es "compensar a las supervivientes moral y materialmente, asegurarles una vida digna, ofrecer los medios para que sean integradas en la sociedad, además de reconstruir las infraestructuras en las zonas" de procedencia de la comunidad yazidí, en el noroeste de Irak.

Asimismo, estipula la creación de una dirección general para los asuntos de las yazidíes, vinculada a la Secretaria General del Consejo de Ministros, entre cuyas funciones estaría ofrecer asistencia, amparo y un hogar de acogida a las víctimas, además de formación para ellas y sus hijos, y oportunidades de trabajo.

El borrador también incluye la apertura de centros sanitarios y clínicas para ofrecerles tratamiento y rehabilitarlas a nivel psicológico, social y profesional, según la nota.

Cada mujer yazidí que estuvo secuestrada a manos del EI tendría derecho a un sueldo mensual de 400.000 dinares iraquíes (330 dólares) y un terreno o una vivienda gratis.

La ley también establece que "no se incluirán en ninguna amnistía a los que han cometido crímenes de secuestro y esclavización" contra las mujeres yazidíes, y el castigo contra los perpetradores no perderá vigencia con el tiempo.

En el texto se reconocen los crímenes contra las yazidíes como genocidio, al igual que ya lo ha hecho la ONU, no sólo respecto a los abusos que sufrieron las mujeres sino toda la pequeña comunidad ancestral cuya religión se basa en el zoroastrismo.

En agosto de 2014, unos 5.000 hombres yazidíes fueron asesinados y cerca de 7.000 mujeres y niños secuestrados, mientras que un número no definido murieron de hambre y sed al ser cercados durante días por el EI, y un total de 300.000 se vieron desplazados de sus hogares.

Los hechos tuvieron lugar cuando el EI irrumpió en el norte de Irak y conquistó amplios territorios, expulsando de ellos a las minorías religiosas, como los cristianos.