HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Esculturas de Telefónica que vuelven “a casa” en el centenario de Chillida


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Una de las colecciones más importantes que existen en el mundo de la obra de Eduardo Chillida pertenece a la Fundación Telefónica, que ahora ha trasladado a Chillida Leku algunas de esas piezas. Forman parte de una exposición que ha inaugurado este martes el rey Felipe VI.

La celebración en 2024 de los centenarios del nacimiento del artista vasco y de la creación de Telefónica han permitido fraguar este proyecto de “la vuelta a casa” de una decena de esculturas que ya se pudieron ver en 2003 en el museo de Hernani en una muestra-homenaje a Chillida tras su muerte en agosto de 2002.

Obras de tres décadas

Con motivo de su nueva exposición, que se podrá visitar hasta el 13 de octubre, Chillida Leku ha reunido a representantes institucionales y del mundo de la cultura vasca, en un acto en el que han intervenido la directora del museo, Mireia Massagué, y el presidente de la Fundación Telefónica, Luis Prendes, y al que también ha asistido el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres.

Todos ellos han recorrido las dos plantas del viejo caserío restaurado por Chillida, donde además de las esculturas de Telefónica, se exhiben piezas de las décadas de 1990 y 2000 de la colección del museo.

Fue en 1981 cuando Chillida y su mujer, Pilar Belzunce, comenzaron “a caminar solos”. El fallecimiento de su galerista y representante, Aimé Maeght, dio pie a una nueva etapa que conllevó la compra del viejo caserío, convertido en museo mucho tiempo después.

Esta andadura coincidió con los años en que la Fundación Telefónica empezó a gestar, con obras de Picasso, Juan Gris, Tàpies y Chillida, una colección que actualmente suma más de 1.100 piezas.

La colección de Telefónica

De Chillida posee 41 -16 esculturas y 25 obras en papel- de las cuales una decena han viajado a Gipuzkoa.

“Hemos traído lo mejor que tenemos, esculturas agradecidas de estar de nuevo en su casa. Son pura belleza, piezas para mirar en silencio y dejar que cada una nos hable”, ha dicho Prendes en una rueda de prensa previa, en la que Massagué ha señalado que con esta propuesta se invita al visitante a “dejarse envolver por el espacio”.

Un lugar que cambia de nuevo para acoger obras de hierro, acero y alabastro, como las “casas” de Hokusai y Juan de Sebastian Bach, ambas de 1981; “Elogio del vacío II”, de 1983, y “Homenaje al mar III”, de 1984.

Por este espacio paseó el que Felipe VI junto a la reina Letizia en 2004 durante su luna de miel. La de este lunes ha sido su primera visita como rey.

El artista y su esposa

En esta exposición, titulada ‘100 años de Eduardo Chillida con la Fundación Telefónica’, se mezclan los nombres del artista y su esposa, esa mujer que fue el apoyo fundamental para que el creador donostiarra pudiera desarrollar su carrera artística.

Por una parte, según ha comentado Luis Chillida, presidente de la Fundación Eduardo Chillida-Pilar Belzunce, destaca “el factor emocional” que para su padre habría supuesto la vuelta a casa de algunas obras que fueron el hogar del caserío Zabalaga antes de transformarse en lo que hoy es.

Por el otro, emerge el lado “práctico” que cultivaba su madre. A ella le habría hecho “mucha ilusión” ver cómo, para hacer espacio a las esculturas de la Fundación Telefónica, otras obras del artista han viajado a diferentes partes del mundo, como Chile y Alemania, para participar en las exposiciones organizadas con motivo de este centenario.