HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El 59% de los españoles solo compra productos nuevos en el súper si están de oferta


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

En un contexto de inflación alimentaria histórica que dura ya más de dos años, el precio sigue siendo una de las barreras a la hora de delimitar el éxito de los productos nuevo en el súper, unas innovaciones que el 59 % de los españoles no meten en el carro salvo que los encuentre en oferta o promoción.

Así se desprende de los últimos informes de innovación publicados por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores Aecoc, que incluye encuestas a los consumidores y guías para los fabricantes para conseguir afianzar los lanzamientos a los que dedican importantes inversiones.

No es un cuestión baladí pues, de acuerdo a los mismos estudios, ocho de cada diez lanzamientos son fracasos y solo se innova en el 20 % de las categorías de gran consumo.

Con este contexto, los márgenes de los fabricante sufriendo por el aumento de costes y una cadena especialmente tensionada, la tendencia está siendo a la reducción de innovaciones, especialmente las muy disruptivas.

De nuevo con los datos en la mano, desde 2010 a 2022 se ha reducido un 45 % el número de nuevos productos considerados disruptivos, entendidos como la incorporación de una nueva característica a una categoría concreta.

Según la encuesta de Aecoc, el 56 % de los consumidores tiene una actitud "positiva" sobre los nuevos productos en el súper y siete de cada diez ha incorporado un producto nuevo a su compra en el último año.

Sin embargo, el bolsillo juega un papel fundamental hasta el punto de que el 59 % de los consumidores solo da una oportunidad a la innovación si es de la mano de las promociones y el 67 % cree que suelen ser productos más caros.

Los estudios también reflejan que el espacio para "descubrir" estas novedades sigue siendo casi siempre la tienda física, de ahí que tenga "mucho sentido la colaboración entre la fabricación y la distribución en este ámbito", según recoge la guía de la innovación de Aecoc.

Al preguntar a los consumidores cuáles son las necesidades que les gustaría cubrir con nuevos productos, responden que alimentación saludable a un precio asequible, productos de calidad a mejores precios, con ingredientes más naturales y que resuelvan "necesidades reales".

Así, el tridente "saludable", "ingredientes naturales" y "bienestar" serían los tres factores más votados entre las opiniones de los consumidores.

Pero lo que responden no siempre es directamente proporcional a lo que hacen en el súper pues, al preguntar sobre a qué necesidad respondía la última innovación adquirida, la respuesta, en la mitad de los casos, son productos de indulgencia dulces o salados.

Tal y como apunta las conclusiones del informe sobre el comprador de Aecoc "lo que pide el consumidor y lo que hace no siempre coincide".

Ser el primero en llegar al mercado puede ser un primer paso para tener éxito, a pesar de todos los condicionantes expresados; supone una importante ayuda de los reconocimientos para hacer visible estas innovaciones.

Uno de los escaparates por excelencia es el de los premios Innoval, en la reciente feria Alimentaria&Hostelco, por donde paseó el rey Felipe VI en su visita al Salón.

Los ganadores, como productos disruptivos propiamente, fueron un ketchup de dátiles, la tónica embotellada en cristal reciclado, los platos preparados de pescado -que se suman así a los de base cárnica hasta ahora conocidos- o el bacon de vacuno de angus para hostelería.

Para responder a los consumidores con poco tiempo pero que requieren un extra de proteínas ya hay platos preparados que también fueron premiados; y los veganos ya tienen su propio paté, un alimento premiado que carece de gluten, leche, huevo y lactosa.