HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los sindicatos de la banca llaman a una nueva movilización antes de la huelga del 22 de marzo


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Los sindicatos CCOO, FINE y UGT han decidido impulsar nuevas movilizaciones el viernes 15 de marzo, incluyendo las protestas en la junta de accionistas el BBVA, como antesala la huelga del 22 de marzo en la que reivindicarán mejoras salariales para el conjunto de empleados del sector financiero.

Según han informado este martes, tras las movilizaciones del 8 y el 21 de febrero y la huelga "masiva" de 2 horas del pasado 26 de febrero, los tres sindicatos convocan nuevas movilizaciones el viernes 15 de marzo, a las 11:00 horas, en distintas sedes de 8 ciudades.

En el caso de Bilbao, los sindicatos llaman a manifestarse en el Palacio Euskalduna, donde el BBVA celebra su junta de accionistas.

En Madrid será en la sede de Cecabank (Alcalá, 27); en Barcelona transcurrirá desde el Banco Sabadell (Rambla Cat. 115) hasta Deutsche Bank (P. Gracia 112); en Málaga, en la sede de Unicaja (Av. Andalucía, 10-12); en Zaragoza, en la sede de Ibercaja (Pza. Paraíso, 2); en A Coruña, en la sede de Abanca (Rua Nova, 30); en Pamplona, en la sede de la Caja Rural de Navarra (Pza. de los Fueros, 1), y en Murcia en la sede de Cajamar en esa ciudad (Pza. Julián Romea, 4).

Desde FINE, CCOO y UGT hacen un llamamiento a las patronales y empresas para que apuesten por avanzar "muy significativamente" en la negociación de los respectivos convenios, en los que piden alzas salariales de entre el 17 y el 24 % en tres años, en los días que quedan hasta la huelga de 24 horas del 22 de marzo.

Esa huelga, recuerdan, coincidiría con las juntas de accionistas de CaixaBank y Banco Santander.

Los tres sindicatos exigen a las patronales de Banca, Ahorro y Cooperativas de Crédito que escuchen el "clamor" de las plantillas, que han hablado en la huelga del 26 de febrero, y muestren una voluntad de "acercamiento real".

Además, demandan propuestas "acordes con los beneficios récords del sector, con el incremento de retribuciones de la alta dirección, con los dividendos que reparten a sus accionistas y con lo que reivindican y merecen sus trabajadoras y trabajadores, el principal activo del sector financiero".