HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Un grupo de músicos de rock electrónico con y sin discapacidad dará un concierto en Barcelona


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Una banda de músicos con y sin discapacidad de rock electrónico, que han adoptado el nombre de Bravo, ofrecerán su primer concierto en una sala de Barcelona el próximo miércoles, en una propuesta innovadora e inclusiva inédita en el panorama musical catalán.

Compuesta por siete talentosos músicos, incluyendo un bajista, guitarra eléctrica, batería, tres voces y un pinchadiscos que crea música con la mirada debido a su discapacidad, la nueva banda está dispuesta a desafiar las convenciones musicales, según ha explicado en una entrevista a EFE su portavoz, Dani Royo.

La iniciativa de crear la banda surgió a raíz de unas sesiones de musicoterapia que se hacían hace diez años con personas con discapacidad y, de ahí, se apostó por la creación de canciones propias.

Ahora se quiere ir más allá y dar vida y futuro al grupo musical, con el 'gran salto' que supone actuar en una sala de conciertos muy conocida de la Ciudad Condal el próximo día 6.

El grupo ofrecerá un repertorio de canciones propias, ha indicado Royo, que ha agradecido a la sala Apolo y a la Fundación SGAE su apoyo económico a la hora de organizar el concierto.

También han contado con el soporte del Ayuntamiento de Barcelona, que les ha permitido "coger experiencia" ante el público con la concesión de varios conciertos por distritos, en el marco de la iniciativa 'Barcelona, distrito cultural'.

El concierto previsto en la sala Apolo contará con la colaboración de varios artistas, algunos de ellos ya confirmados, como la Balkan Paradise Orchestra.

"Necesitamos llenar el Apolo con muchas personas porque de eso dependerá el futuro del grupo", ha asegurado Royo, que ha apuntado que todas las personas que trabajan para que este evento sea posible "cobrarán lo que tienen que cobrar" y que nadie trabajará por amor al arte.

"Tenemos una fila 0 y la posibilidad de hacer micromecenazgo", para las personas que deseen aportar su ayuda para que Bravo se consolide en la escena musical catalana, ha añadido.

La banda utiliza la tecnología en sus actuaciones, para facilitar la participación de todos los músicos, usando sensores o infrarrojos, un uso que convive con las voces en directo e instrumentos tradicionales, en lo que Royo ha llamado 'biomúsica'.

El grupo también hace música a partir de las constantes vitales de los integrantes de la banda y marcan el ritmo de las canciones con el electrocardiograma de uno de sus componentes.

Este conjunto excepcionalmente versátil no solo ofrece una experiencia auditiva única, sino que destaca asimismo por su compromiso con la inclusión y con la visibilización de esta en la escena cultural catalana.

A pesar de no centrarse explícitamente en el discurso inclusivo, la banda se ha convertido en una voz necesaria que aboga por la igualdad de oportunidades en la música y en la sociedad en general.

El concierto del día 6 no solo será una exhibición musical, sino también una experiencia significativa y educativa, ha vaticinado el portavoz de Bravo.